SD HUESCA- GETAFE

Cruel empate en El Alcoraz

El Getafe marcaba el 1-1 en el añadido en un partido dominado por los oscenses que se adelantaron con un gol de Etxeita

Huesca- Getafe
La primera victoria del Huesca en Primera División se sigue resistiendo

Como un jarro de agua helada. Así sentaba el resultado 1-1 en el estadio de El Alcoraz entre el Huesca y el Getafe. Los oscenses llevaron el dominio del partido desde el primer momento, con un conjunto que mejoraba con creces las sensaciones y estuvo a punto de romper la mala racha de resultados en casa. Pero al final, llegó el empate y la decepción. Con 6 puntos el Huesca sigue colista, tras once jornadas, y a 4 puntos de la salvación. Francisco reconocía que el golpe había sido duro, pero que hay que seguir peleando y que los visto este domingo es el camino a seguir, esperando que lleguen los puntos.

En la primera parte, los azulgrana llevaron la iniciativa y llegaron con cierto peligro, aunque la falta de puntería y el portero David Soria impidieron que se moviera el marcador, mientras que los madrileños no inquietaron a Jovanovic.

El gol de Etxeita hacía justicia al mejor inicio del segundo periodo de los locales que ya habían avisado anteriormente. Un chute de moral para un Huesca que se ponía por delante y se encontraba cómodo en el campo.

Pero pasaron los minutos ante un Getafe que no hizo un buen encuentro, pero que fue práctico. Fue acorralando a los oscenses en su campo y las aproximaciones eran cada vez más peligrosas. Jorge Molina tuvo el golpe de suerte en el añadido, a falta de cuatro minutos para zanjar el choque, y marcó un empate que sabía a cruel a la afición. Buena acción de ataque de un delantero al que no se le da nada mal la Sociedad Deportiva Huesca.

Francisco apostó por el mismo sistema, con tres centrales, y solamente un cambio en el once con la entrada de Musto por Aguilera. Mejoró el equipo y el juego, pero no fue suficiente para ganar. Había que sumar los tres puntos y se estuvo cerca. Al final hay que conformarse con uno y seguir luchando, como decía el entrenador al final.

El Huesca tiene que visitar el domingo que viene el campo de Mendizorroza donde le espera un Alavés que lleva una gran trayectoria, a pesar de la derrota con el Éibar de este fin de semana.

Comentarios