sd huesca 

Derrota del Huesca ante el Betis con un mal arbitraje de González Fuertes

Los oscenses caían derrotados 1-0 con un riguroso penalti. El Huesca depende de sí mismo para lograr la permanencia ante el Valencia 

Momento del partido jugado en Sevilla entre el Betis y la SD Huesca
El Huesca no pudo con el Betis ni con el colegiado González Fuertes

El colegiado González Fuertes se ha vuelto a cruzar en el camino de la permanencia de la Sociedad Deportiva Huesca y como sucedió en 2013 en Guadalajara se convertía en el triste protagonista. Durante todo el partido castigó a los oscenses con decisiones que fueron sacando a los jugadores del encuentro y lo remató con un penalti que hasta el jugador Borja Iglesias reconocía al final que era riguroso y en cambio, como decía Pacheta al final no quiso saber nada en el área bética en una acción en la que cayó lesionado Siovas tras un golpe en la cabeza. En este caso el martillo pilón fue el árbitro que expulsó también a Escriche y mostró cinco amarillas a los altoaragoneses y una de ellas a Javi Galán que no podrá jugar ante el Valencia.

El gol de Borja Iglesias en el minuto 57’ fue un lastre muy difícil de superar para los azulgrana que no estuvieron tan brillantes como ante el Athletic y a los que les faltó profundidad, pero que no sufrieron demasiado y, tal vez, si no hubiera pitado el penalti el colegiado el empate no se hubiera movido.

No cambió Pacheta el once y el equipo salió dispuesto a no cometer errores y evitar que el Betis generara ocasiones. No pasó casi nada en la primera parte, salvo una buena intervención de Álvaro en un centro lateral. Con 0-0 y todos los resultados favoreciendo al Huesca se llegó al descanso.

En la segunda parte la acción del penalti fue la clave. Borja Iglesias marcó el 1-0 y los oscenses se fueron del partido con la actuación de un colegiado que cada vez que se cruza en el camino de los azulgrana salen mal parados. El partido, además de la derrota, deja muchas cosas negativas como la lesión de Vavro a los 6’ y luego la de Siovas con un fuerte golpe en la cabeza en la segunda parte lo que deja la línea defensiva bajo mínimos por la quinta amarilla de Galán y la roja a Escriche que tampoco estará en la última jornada.

La nota positiva que el Huesca depende de sí mismo y si gana al Valencia seguirá en Primera División. Los oscenses tienen ahora una auténtica final el domingo a las 18 horas y sin aficionados en las gradas de El Alcoraz.