rugby

Dura derrota del Quebrantahuesos Rugby Club en casa de los Senglars de Torroella

Los altoaragoneses perdían por 8-6 y tendrán una segunda oportunidad el sábado en Monzón

Rugby Quebrantrahuesos
El Quebrantahuesos Rugby Club se quedó sin premio al esfuerzo

En un partido que comenzaba marcado por las fuertes rachas de la famosa tramontana que azota a menudo la costa brava, esto iba a significar que el juego se iba a cerrar mucho, imposibilitando grandes pases o juego al pie debido a la incertidumbre de este viento racheado. Las consecuencias fueron un partido con fases muy cerca del ruck, poco juego abierto de los tres cuartos y, en definitiva, mucha disputa en los puntos de encuentro que convirtieron el partido en una auténtica batalla.

De este modo se iría sucediendo la primera parte, marcada por esa disputa en el “breakdown” y por los inevitables errores de manos que el viento facilitaba, sumando melé tras melé durante todo el partido. Afortunadamente, este lance del juego el equipo montisonense lo lideró a la perfección, con un empuje muy complicado de resistir. Sin embargo, esta superioridad no se tradujo en puntos en ningún momento del partido, desaprovechando una ventaja que el equipo no se puede permitir si quiere competir a alto nivel.

Con esta sensación de no aprovechar las oportunidades brindadas se llegó al descanso con un inamovible 0-0 que no se rompería hasta el minuto 45. Fue entonces cuando ya con el viento a favor, el pateador, Ángel, demostró su amplio rango de tiro metiendo entre palos un golpe de castigo desde prácticamente la línea de medio campo. El partido se ponía de cara por unos instantes, pero pocos minutos más tarde la oportunidad de sumar tres puntos sería para los gerundenses que empatarían de nuevo el encuentro. Vuelta a empezar.

Lo que siguió, continuó siendo una auténtica lucha de titanes, con choques de delantera durísimos y fases de ambas líneas de tres cuartos empeñadas en superar a los de en frente sin éxito. Así de nuevo llegaría un golpe de castigo y de nuevo se sumarían tres puntos. Pero los Senglars luchan hasta el último segundo, y aprovechando una tarjeta amarilla que dejó con 14 al quebranta, empujaron un maul en el minuto 68 que les dio el ensayo que a la postre significaría la victoria. Los últimos minutos los oscenses pelearon y pelearon, y quisieron devolver el maul en la última jugada, pero fue derribado generando un nuevo golpe de castigo que se decidió resolver a palos. Si el balón entraba, la gloria de la victoria, si fallaba, nueva derrota por la mínima en Torroella. El balón por poco no quiso entrar, y el destino de nuevo castigaba al Quebrantahuesos, vencido de nuevo en el desplazamiento más lejos de casa.

A pesar de la derrota, "se rascó el punto de bonus defensivo que quizás sea fundamental para los partidos que quedan, y la moral del equipo, aunque tocada, no se vino abajo. Los espectadores propios y ajenos (mención especial a la grada de Torroella, fueron un jugador más) coincidieron en que a pesar del resultado no fue un partido aburrido, pues fue disputado, serio y muy duro, con ambos equipos dejándose el alma en el terreno de juego".

Toca seguir trabajando para poder subir a División de Honor Catalana, y la segunda oportunidad es este sábado en casa, en Monzón, donde "esperamos que el público aragonés empuje a la melé oscense hasta la línea de ensayo", señalan desde la entidad.

Desde el club siguen agradeciendo el apoyo de los patrocinadores sin los que sería imposible seguir con esta aventura y que son: Huesca La Magia, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Grupo Cosehisa, Automóviles Cabrero, Green: Entrenamiento Funcional y Jardín, Fit Cloud, Fertilizantes Ecológicos Defeder, Aintra, Ayuntamiento de Monzón, Grupo Pons, Supermercados AltoAragón, Movicoders, Bar El Pasaje y Rompiendo Dietas.