ALAVÉS- HUESCA 

Los errores vuelven a condenar al Huesca en Vitoria

Nueva derrota por 2-1 ante el Alavés con un clamoroso error de Semedo, en el segundo gol local, en un encuentro donde los azulgrana comenzaron ganando

Alavés- Huesca
El Huesca volvió a dar muestras de su fragilidad en Mendizorroza

El Huesca no remonta y dejaba pasar otra oportunidad de sumar puntos y empezar a creer que se puede salir de los últimos puestos.  Se adelantó en el marcador con un gol de Moi Gómez, pero el optimismo no duró mucho. El empate de Jony antes del descanso volvía a igualar las fuerzas. En el segundo tiempo llegó un error grave de Semedo que le regaló el segundo gol a Sobrino que terminó de rematar a un Huesca frágil y que se vino abajo física y mentalmente.

Otra oportunidad desperdiciada, por tanto, en un choque que concluía 2-1 en el marcador. De nuevo, los fallos sentenciaban al Huesca que cada vez se penaliza más a sí mismo. Francisco reconocía al final que se había vuelto a fallar por errores propios y que el equipo se había caído en la recta final.

El técnico solamente hizo un cambio en el once con la entrada de Insua, que debutaba con la camiseta oscense, por Etxeita que estaba con molestias y se quedó fuera de la convocatoria. A los 23' se lesionaba Insua y aquí empezaron los problemas ya que el técnico se vio obligado a meter en el campo a Brezancic y pasar a Akapo como tercer central. Los desajustes se fueron sucediendo lo que aprovechó el Alavés para neutralizar el gol que había marcado Moi en el 35' con fallo incluido de Sivera. Fue en el 40' obra de Jony y que puso el 1-1 en el marcador.

Los de Abelardo se mostraron mucho más seguros y el Huesca tuvo que emplearse a fondo y Jovanovic fue protagonista en el primer tiempo con un par de intervenciones de mérito.

En el segundo periodo salieron bien los de Francisco, pero sin peligro ante la portería rival. Hasta que llegó el 2-1 tras un clamoroso fallo de Semedo que le regaló el balón a Sobrino que no perdonó y ponía por delante a los locales.

Fue un mazazo del que ya no se repusieron los azulgrana. El Alavés perdonó en un par de ocasiones y el Huesca tuvo la más clara en las botas de Longo, pero el portero Sivera acertó y detuvo un balón que llevaba camino del gol. 

Bajón físico y algunos jugadores dejando claro que, a día de hoy, se les hacen muy largos los partidos lo que impide poder competir ante rivales que con muy poco consiguen quedarse con los puntos. Era un campo complicado ante un rival en un buen momento, pero da la sensación que al Huesca se le escapó otra oportunidad de haber sumado un resultado para la esperanza.

El Huesca se queda con 6 puntos como colista a cuatro de la salvación y sin reacción. Aunque se ha mejorado cosas, no es suficiente para competir en Primera División. Ahora descanso por los compromisos de las selecciones y el sábado día 24 otra oportunidad en El Alcoraz ante el Levante.

Comentarios