béisbol

El Club de Béisbol Huesca cierra un año de crecimiento

El club se va consolidando y cuenta ya con una estructura sólida de equipos desde los 8 a los 15 años

En las instalaciones de la Ciudad Deportiva Municipal, el Club de Béisbol Huesca volvía a demostrar que cada vez queda menos para el que el béisbol pueda dejar de ser considerado un deporte minoritario en nuestra ciudad. El campo de hierba natural albergó de manera ininterrumpida diversas competiciones desde los equipos benjamines hasta la categoría de sub 15 que fue la primera en consolidarse como equipo estable.

Lo que comenzó como un juego anecdótico hace ya cuatro años en el espacio público junto al Palacio de Congresos y surgiera con fuerza como una actividad extraescolar en el patio del Colegio Pirineos-Pyrénées está empezando a consolidarse.

Arropados por sus familias, con unas madres y padres que solamente conocieron este deporte a través de largometrajes made in Hollywood, pequeños y no tan pequeños y, sobretodo, cada vez un mayor número de chicas demostraron que el entusiasmo vence a las dificultades y que el “deporte de la pelota” ha venido del otro lado del charco para quedarse.

Poco importan los resultados de los cuatro encuentros celebrados, la noticia es que un importante y creciente grupo humano, chicas y chicos sub 8, sub 11, sub 13 y sub 15 así como sus familias y amigos han encontrado un nexo común que les identifica y que enriquece la realidad y diversidad deportiva oscense.

Los triunfos, a nivel aragonés ya han ido llegando, los buenos resultados en el contexto nacional, así como la contribución de Jabatos a una de las mejores selecciones autonómicas del país son ya una realidad.

Desde el club señalan que “con un poco más de ayuda institucional y una parte cada vez más significativa de nuestra ciudad seguirá paseando el nombre de Huesca, cada vez con mayor dignidad, dentro y fuera de nuestro país. El béisbol puede ser una seña de identidad oscense, de la misma manera que el rugby lo es de Sant Boi o el golf fue motivo de orgullo en Cantabria”.

Por el momento, la plaga de jabatos celebra su existencia en los campos de la Ciudad Deportiva como mejor sabe, con sus guantes, bases, pelotas y bates y, porqué no, con una chocolatada. Un final dulce para un año lleno de retos superados.

El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
El club realizó una exhibición para celebrar la Navidad
Comentarios