segunda rfef

El Huesca B vuelve de vacío del campo del Andratx

Dos goles, la lesión de Sastre y la expulsión de Val en la primera parte fueron claves en el encuentro

Huesca B partido Andratx
El Huesca B no pudo sumar un buen resultado en tierras mallorquinas / Foto SD Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca B perdía por 2-0 en su visita a las islas en la décima jornada del Grupo III de Segunda RFEF. Los de Dani Aso se encontraron con muchos contratiempos y no pudieron conseguir un bue resultado. Los dos tantos de los locales fueron en la primera parte en la que también fue expulsado Val y se le lesionó Lluis Sastre.

El filial azulgrana visitaba uno de los campos más difíciles de la categoría ante en Andratx que llevaba siete jornadas sin perder, a la que ha sumado una más. El partido comenzó peleón, con el filial teniendo el balón y generando más acercamientos. Sin embargo, los locales hacían daño con sus transiciones rápidas y ocasiones claras.

La lesión nada más arrancar el encuentro de Lluis Sastre no era una buena noticia para empezar. Ya en el minuto cinco, los azulgranas tuvieron que remar a contracorriente. Marcos Jiménez, uno de los máximos goleadores de Segunda RFEF, abrió el marcador para los suyos (1-0). El equipo sigue con la misma tónica, no bajar los brazos. Los de Dani Aso generaban ocasiones, pero no lograban concretar. Pasada la media hora de partido José Val recibió la segunda tarjeta amarilla, tras un derribo a un atacante local en el que se pitó un dudoso penalti. Miguel Llabrés no perdonó y amplió la distancia (2-0).

Los altoaragoneses se fueron al descanso con un resultado en contra demasiado amplio y con inferioridad numérica. Dani Aso tuvo que modificar el esquema para contrarrestar el tener un jugador menos. El equipo salió igual de valiente, con un Aparicio bastante participativo, un Manu Rico incisivo y un Carlos Kevin que tuvo varias ocasiones. Eso sí, también les tocó sufrir en defensa, ya que el Andratx aprovechaba los espacios de un conjunto volcado.

El Huesca pudo recortar distancias en mitad de la segunda parte, tras señalar el colegiado un penalti a favor. El encargado de ejecutarlo fue Carlos Kevin, pero el meta adivinó su lado y lo paró con una gran intervención, certificando la victoria para los suyos. El Huesca B se marcha de Baleares con cero puntos, pero con la sensación de haber hecho un gran trabajo pese todas las dificultades.