sd huesca

El Huesca deja de ser colista 26 jornadas después

Los azulgrana ya no son últimos y siguen peleando por una permanencia que todavía tienen a 6 puntos

Entrenamiento Pirámide SD Huesca
El equipo volvía al trabajo este jueves

La jornada de esta semana ha dejado a la Sociedad Deportiva Huesca con 29 puntos en penúltimo puesto, dejando el farolillo rojo para el Rayo Vallecano con 28. Los azulgranas han estado 26 jornadas en el pozo de la clasificación que abandonan para intentar seguir escalando peldaños y poder salir del descenso. Es una misión muy complicada, pero no imposible.

El Girona con 34 y el Real Valladolid con 35 son los objetivos, para eso hay que seguir ganando, empezando el domingo en Villarreal donde le espera un equipo que ha conseguido sacar la cabeza de la zona baja y que con su triunfo en San Sebastián ante la Real se queda con 39 puntos, a un paso de la salvación. Esto hace que el choque ante el Huesca ya no es tan dramático para los de Calleja, aunque lógicamente eso no le resta nada de dificultad porque los castellonenses están en un buen momento.

También lo está el Huesca que lleva cinco jornadas sin perder, con cuatro empates y una victoria, y dejando a cero su puerta en las tres últimas jornadas. Es cierto que en otra fase de la competición estos serían unos buenos números, pero ahora sin insuficientes para salvarse.

Quedan cuatro jornadas y hay que seguir luchando para dar ese paso que le acerque a rivales con los que pueda pelear por la salvación. Hay que ser realistas, como insiste el vestuario y es que, después de ganar al Eibar “nuestra situación sigue siendo parecida y solo nos vale ganar. La victoria nos ha venido muy bien porque llevábamos varias semanas mereciendo más”, decía Jorge Miramón.


Para el lateral, “siempre he dicho que este equipo es muy fuerte mentalmente; nos hemos sobrepuesto a muchas situaciones complicadas y nunca hemos tirado la toalla”. Y añadía que otros equipos “en nuestra situación se habrían ido a quince puntos de diferencia y nosotros seguimos estando ahí peleando”.

El vestuario se siente fuerte y “anímicamente estamos preparados para estos momentos”. Ahora toca imponerse a un Villarreal que lleva tres victorias seguidas que le han sacado del pozo. “El Villarreal juega muy bien en casa, No se quita el balón de encima, filtra muchos pases por dentro y tiene gente muy rápida arriba que te puede poner en problemas”. Para Miramón, “vamos a tener que hacer un partido perfecto para llevarnos los tres puntos, pero los necesitamos y a eso vamos”.

No está recuperado al cien por cien de su lesión y se nota que no tiene esa velocidad de antes, pero está haciendo un esfuerzo importante por el equipo. No quería entrar hablar de su futuro y los rumores y solamente dejaba claro que seguirá peleando hasta el final por el Huesca.

En la vuelta a los entrenamientos no participaban Galán y Musto con molestias, aunque no corre peligro su participación en Villarreal. El resto, salvo Akapo e Insua, todos disponibles para Francisco.

Comentarios