SD HUESCA-GIRONA

Un empate para la esperanza

El Huesca lograba empatar (1-1) ante el Girona y dio una mejor imagen en la segunda parte y Leo Franco seguirá, de momento, en el banquillo

Partido SD Huesca- Girona
El Huesca mejoró en el segundo tiempo para por lo menos salvar un punto

El partido entre la Sociedad Deportiva Huesca y el Girona finalizaba en empate después de noventa minutos en los que hubo de todo, un tiempo para cada equipo y dos goles idénticos puesto que fueron de penalti, aunque en primera instancia el colegiado había señalado faltas al borde del área, algo que el VAR corrigió. Stuani en el minuto 36’ y Melero en el 71’ marcaron las dos penas máximas. Al final un empate que vuelve a dejar sensaciones que el Huesca pudo haberse llevado algo más, pero por la reacción de la última media hora, más que por lo visto antes donde se volvieron a repetir errores y se denotaron muchas carencias ante un rival más experimentado.

Con Leo Franco cuestionado se afrontaba un encuentro que se había calificado de muy importante para cortar la racha de cuatro derrotas seguidas y parece que el empate y la imagen del equipo hace que, de momento, no se produzcan noticias sobre una posible destitución del argentino.

Hubo cambios importantes en el once con la entrada de Jovanovic por Werner en la portería, volvía Pulido al eje de la defensa, Aguilera en el doble pivote y Chimy Ávila arriba en ataque. La incorporación posterior de Moi y Ferreiro también fue muy importante para la imagen final de los azulgrana.

El Girona se encontraba a un Huesca este domingo que iba a por todas, pero en la salida se notó que los catalanes afrontaban este choque con más tranquilidad y sin tanta presión. No pasaron muchas cosas hasta que llegó el penalti a Stuani, aunque primero se había pitado falta fuera del área que el VAR corrigió a Cordero Vega. El goleador del Girona no falló y marcó el 0-1 con el que se llego al descanso. Chimy Ávila pudo haber empatado, pero Bono lo evitó con una gran parada.

Antes se produjo el primer contratiempo con la lesión de Akapo, que finalmente sufrió un golpe y que parece queda un susto. Fue sustituido por Etxeita, Pulido pasó al lateral derecho y Miramón al izquierdo.

La salida del segundo tiempo fue mala, para los dos, pero Eusebio volvió a variar su sistema para que el Huesca no tuviera espacios en ataque. Leo Franco movió ficha con Moi Gómez y Ferreiro y dejó en el terreno de juego a ocho jugadores de la pasada campaña sobre el césped, con Jovanovic, Semedo y Etxeita. Aquí empezó a funcionar mejor el conjunto oscense.

Los azulgrana mostraron ambición en el segundo tiempo, peleando cada oportunidad en la portería contraria y teniendo algunas claras en las botas de Chimy, principalmente. El gol de Melero, en una acción similar a la del Girona, que el árbitro pitó fuera con un codazo de Bernando a Moi, terminó en penalti y en el empate. Fue el primer tanto en la historia del Huesca en Primera División en El Alcoraz.

Empujó el Huesca, pero de nuevo se resiste el gol, y las oportunidades no terminan de materializarse. Al final un punto y a seguir remando ‘sin reblar’ y a pensar ya en Valladolid el domingo que viene.

Comentarios