sd huesca

El Huesca, obligado a "arrimar el hombro" para vencer a la Ponferradina

El conjunto azulgrana visita este martes a la SD Ponferradina a las 19 horas, necesitado de victorias tras tres partidos consecutivos sin ganar

Ponferradina SD Huesca partido
Imagen del último encuentro disputado entre la SD Huesca y la Ponferradina en El Toralín

La SD Huesca se mide este martes a la SD Ponferradina. Lo hará en El Toralín, a partir de las 19 horas, en unas fechas marcadas por la irregularidad constante de un conjunto azulgrana que, con Xisco Muñoz con muy pocos días al mando del equipo, necesita crecer y obtener victorias cuanto antes.

El partido de este martes no será una excepción, pues visita a uno de los equipos revelación de la temporada y lo hará con bajas importantes. Una jornada más, el Huesca contará con solo un central del primer equipo, pues Ignasi Miquel no está disponible tal y como sucedió el pasado sábado ante el Amorebieta. Más allá de él e Insua, Joaquín tampoco está recuperado para este partido, por lo que Xisco ha decidido convocar a Carlos Kevin y Hugo Anglada del Huesca B.

Las sensaciones no son nada buenas, puesto que el Huesca ya acumula tres jornadas sin vencer, con dos empates y una derrota que le han alejado de la zona noble de la categoría, estando en 12ª posición. Ante dicha situación, se mide a una Ponferradina que se encuentra en la sexta plaza tras haber vencido recientemente al Cartagena después de haber sufrido anteriormente una racha de cuatro empates y dos derrotas.

En ese sentido, Xisco explicaba que "no hay que ser alarmista, pero está claro que hay situaciones que hay que mejorar". Mientras, sobre los bercianos, insistía en que "necesitaremos dar el 200% y que el equipo vaya evolucionando. Será un encuentro que habrá que trabajarlo y lucharlo mucho. Da igual la identidad del rival".

Jon Bolo ha conseguido confeccionar una plantilla competitiva para pelear ante gran parte de la categoría. Un espejo en el que puede mirarse Xisco para empezar a transformar a sus jugadores en un equipo digno de la división de plata a pesar de sus limitaciones. Para empezar, tal y como aseguró en la rueda de prensa post partido, mejorar el tono físico será clave para mantener cierta regularidad durante los 90 minutos.

Así, El Toralín será la segunda prueba para el nuevo Huesca del técnico balear, con unos recuerdos nada positivos para el equipo oscense en el pasado. La última vez que visitó a la Ponferradina, cayó derrotada por 3-1. En otras palabras, "es el momento de arrimar el hombro y hacernos fuertes para que esto vaya hacia delante".

Con la mentalidad como algo "importante", el proceso será fundamental para que la SD Huesca salga hacia adelante cuanto antes. Vencer supondrá para los azulgranas dar un paso necesario en cuanto a sensaciones y resultados, pero sobre todo en confianza para una plantilla que tiene que dar mucho más de sí a partir de ahora.