FÚTBOL

El Huesca perdona y el Celta sentencia

El resultado 2-0 mantiene a los azulgrana como colistas y sin visos de mejora y se acumulan los problemas con las lesiones de Akapo, Gallar y Musto

Celta- Huesca
Partido entre el Celta y el Huesca este sábado

El Huesca sigue sin sumar puntos. El partido en Vigo este sábado era una gran ocasión para enmendar los errores y potenciar las sensaciones positivas de las últimas jornadas. Los oscenses, en cambio, perdonaban en el inicio del encuentro ante un Celta de Vigo dos ocasiones muy claras para cobrarse una ventaja que hubiera sido clave para sus aspiraciones a la victoria. El resultado final con dos goles a cero demuestra que la pegada del anfitrión dictaminó el encuentro. Además el equipo volvía con las lesiones de Akapo, Gallar y Musto con el que el panorama sigue siendo cada vez peor.

Buen inicio del Huesca con una presión adelantada y con ocasión clarísima de Rivera que la mandó fuera de cabeza y otra de Moi que manifestaban el dominio oscense ante un Celta que quería jugar el balón pero no podía. Era el debut en casa de Miguel Cardoso como entrenador de ese equipo. Poco a poco, el juego se fue equilibrando y en una acción individual en el minuto 38 de Hugo Mallo adentrándose en el área oscense y centrando para que Iago Aspas rematara dando más tranquilidad a los celestes de cara a la segunda parte.

El Huesca inicia la segunda parte con marcador en contra y con dos cambios: Serdar, por un lesionado Gallar, y Aguilera, por un amonestado Musto, que además tenía molestias en la espalda. Los oscenses mostraban su empuje para empatar el partido, pero era más intención que acierto porque no se traducían en ocasiones claras. La única excepción fue un remate de cabeza de Etxeita tras un córner. Sin embargo, las contras del equipo celtiña cada vez eran más peligrosas. Bray Mendes tuvo la opción más clara, aunque Jovanovic la despejó.

El técnico oscense agoto los cambios en el minuto 61 con la entrada de Chymi por Ferreiro pero no encontró más efecto en el ataque oscense y menos cuando en el minuto 76 Aspas volvía a marcar un golazo, el segundo que sentenciaba el partido. De aquí al final, solo noticias negativas: lesión de Akapo, con una rotura muscular que le deja fuera para varias semanas, que dejaba a los oscenses con diez jugadores sobre el terreno.

El Huesca queda en el último lugar de la tabla con siete puntos y mirando qué resultados se den en la jornada para no verse cada vez más alejado de los puestos de salvación. La semana que tienen por delante es más que comprometida porque el próximo partido será el jueves ante el Bilbao, de vuelta de Copa; y el domingo día 9 se enfrentará, nada más y nada menos, que al Real Madrid en El Alcoraz.

Comentarios