sd huesca

El Huesca quiere apurar sus últimas opciones ante el Éibar

La batalla de El Alcoraz puede ser la última si el equipo no gana este martes el partido ante el conjunto vasco

Cucho Hernández Eibar partido SD Huesca
El Huesca se estrenó en primera con un triunfo en Éibar

El Huesca está en una situación límite en la que solamente le sirve ganar este martes a partir de las 19;30 horas al Éibar para seguir con algo de vida en la clasificación. No es un partido más, puesto que ahora ya no hay posibilidad de fallo. Enfrente un rival que viene con bajas importantes y con los deberes hechos, pero que no pondrá las cosas fáciles para los de Francisco que jugarán con la ansiedad de tener de sumar los tres puntos para apurar sus opciones de salvación.

Francisco no puede contar con Pulido, lesionado en Vallecas, y tampoco estará Akapo. Podría volver Rivera y Luisinho entrar en la convocatoria. Tiene a todos los demás en condiciones y anuncia cambios ya que es una semana con tres partidos.

"Vamos a intentar colaborar para que el día de San Jorge termine bien consiguiendo una victoria, que es lo único que vale”, decía en la previa. Además, “hay que volver a sacar lo mejor en casa para conseguir los tres puntos y seguir compitiendo”, como única opción tal cual está la clasificación.

Francisco ya dijo al concluir el choque de Vallecas que la cosas estaba muy negra y que la situación “es compleja porque se acerca el final y no tenemos los puntos que nos gustaría, pero todo depende de nosotros, de competir y sacar lo mejor de cada uno. Tres puntos nos harían llegar a Villarreal con la opción de seguir compitiendo".

En el Éibar con el objetivo ya en el bolsillo, el aliciente es cerrar cuanto antes la permanencia. Mendilibar pierde por sanción a dos jugadores habituales en el once como son Jordán y Cote. Solo dispone de 16 jugadores del primer equipo ya que tiene las lesiones de Ramis, Arbilla, Rubén Peña y Bigas. El defensa Kaiser y el centrocampista Miguel Marí del filial entran en la convocatoria. Vuelven Calavera y Diop.

Es uno de los peores visitantes de la liga y es que solo ha ganado un partido fuera y ha empatado ocho con 11 puntos de los 40 que suma. En su estadio es mucho más sólido y, curiosamente, fue el Huesca en la primera jornada uno de los pocos que ha conseguido ganarle como local. José Luis Mendilibar ha manifestado que su equipo jugará “respetando al rival y con nuestras armas, sin pensar en qué posición está” y también anunciaba novedades en el once.

Otro dato destacado de este partido es que el Éibar jugará de azulgrana en El Alcoraz ya que el Huesca ha solicitado jugar con la segunda equipación en la que luce la Cruz de San Jorge en el pecho, en el día del patrón de Aragón. Se ha pedido a los aficionados que acudan con esa indumentaria para dar un color especial a unas gradas que estarán llenas de aficionados. Muchos de ellos todavía confían en el milagro.

Como decía Mendilibar, “quizás para ellos sea la última oportunidad para intentar mantenerse. Para ellos si puede ser una final. Si no ganan este partido, en los otros cuatro dependerán más de otros rivales. Pensarán que están obligados a ganar”.

Comentarios