sd huesca

El Huesca quiere ofrecer una victoria como regalo de Reyes a su afición

El vestuario sabe que ganando al Betis la situación cambiaría en un mes clave

Entrenamiento jugadores SD Huesca
Los jugadores llegan a El Alcoraz tras el entrenamiento de este jueves

El frío y la niebla están marcando la semana de entrenamientos de un Huesca que se juega tres puntos vitales ante el Betis. Todavía los azulgranas no han ganado en casa en esta temporada y esperan hacerlo este sábado para ofrecérselo a los seguidores. La recuperación de efectivos es la mejor noticia para Francisco en este inicio de año y parece que el técnico podrá contar casi con la totalidad de la plantilla para este choque.

Suave sesión la que realizaba el equipo este jueves y es que las condiciones del campo de entrenamiento del IES Pirámide no acompañaba y era mejor evitar riesgos. Esto no afecta para seguir trabajando con un único pensamiento que es ganar al Betis y empezar con buen pie el 2019. Para Jorge Miramón, el deseo es “empezar ganando” y es que tras los duros palos que se ha llevado el equipo, un triunfo cambiaría la situación.

El defensa zaragozano apuntaba como vital vencer el sábado y más porque, en función de lo que pase en el choque aplazado entre el Villarreal y Real Madrid, la diferencia para salir del descenso puede ser mayor. Pero el vestuario tiene claro que “juntos lo vamos a sacar adelante”.

El defensor azulgrana aseguró que todos“club, jugadores y afición nos merecemos una victoria” y que se hace duro porque “todas las semanas vas recobrando la ilusión, pero luego llega el fin de semana y no lo consigues”. Su deseo es que, por la afición, “la victoria al final tiene que llegar”.

Como todo el vestuario apoya lo que está haciendo el entrenador y el trabajo del día a día es bueno y solo faltan los resultados. “Sabemos que el Betis juega muy bien con balón y le gusta tener la posesión, pero se les puede hacer daño con los espacios que dejan libres”. Para ganar hay varias cosas muy importantes, “tener más acierto, no estamos teniendo control en las áreas aunque hay fases en las que tenemos el balón y llegamos. Pero hay que llegar y meter las ocasiones".

Se esperan refuerzos, pero para Miramón, los que están en la plantilla son los que tienen que dar ese paso “si viene alguien ayudará, pero no creo que una o dos personas sean tan determinantes para salvar al equipo", indicaba.

Respecto a su futuro reconocía que tenía una oferta del Huesca, pero que su representante le había dicho que está “todo parado”. Miramón es uno de los que termina contrato al finalizar la presente campaña. Aseguró estar muy a gusto en el club y agradecía la oportunidad que le ha dado, pero no quiso profundizar sobre su continuidad en el Huesca.

Comentarios