sd huesca

El Huesca quiere ser campeón en Oviedo

Los azulgrana cierran una gran temporada este sábado donde lucharán por el primer puesto

Entrenamiento Pirámide SD Huesca
El equipo pone fin a una gran temporada

Se cierra un año histórico para la Sociedad Deportiva Huesca en el Carlos Tartiere, a partir de las 20:30. El que parecía podía ser un encuentro vital, se ha quedado con muchas menos emociones, pero con la intención de ambos de sumar la victoria. Al Huesca le podría dar el título de campeón y al Oviedo el playoff, si bien ninguno depende de sí mismo para conseguirlo.

Rubi ya advertía que su intención es la de contar con un once muy similar al que ha venido utilizando en esta fase final y que le ha llevado al ascenso, aunque no puede contar con jugadores destacados como Remiro, Chimy Ávila, Melero o Akapo.

El delantero argentino ha sufrido una infección bucal, acompañada de malestar y fiebre y que se le va a realizar una pequeña intervención quirúrgica en la muela afectada, según el partido médico. Melero tiene problemas en los isquiotibiales y no se ha querido forzar, mientras que Remiro y Akapo están sancionados. Tampoco está en la convocatoria Íñigo López que está pendiente de su paternidad durante estos días.

Enfrente un Oviedo, que de la mano de Anquela, tiene muy complicado el playoff. "Me gustaría haber llegado dependiendo de nosotros,hemos perdido todas las opciones y ahora toca esto. Vamos a competir", señalaba. También tiene bajas destacadas como Saúl Berjón o Carlos Hernández.

El ex entrenador azulgrana salía en defensa del Huesca y su implicación en el tema de las apuestas y señalaba que "quien haya visto el partido los comentarios sobran. El Nàstic ha sido de los equipos que más partidos ha ganado fuera de casa, y el Huesca ha hecho lo que tenía que hacer, ascender a Primera División. Ha estado tranquilo durante la semana y el domingo compitió como lo hace en todos los partidos. Tuvo sus opciones y le anularon un gol. Yo no vi para nada desidia ni dejadez porque los futbolistas son unos profesionales como la copa de un pino. El club no permitiría eso bajo ningún concepto y el entrenador menos todavía", señala.

Semana complicada la que ha vivido el Huesca y que se espera no afecte al estado de ánimo de una plantilla y técnicos que dicen estar al margen. Más peligroso puede ser la falta de intensidad y las ganas de terminar el campeonato, con los deberes hechos desde hace dos jornadas.

Si el Huesca gana, tendrá que esperar que no lo haga el Rayo Vallecano en Tarragona para ser campeón de la Segunda División.

Comentarios