levante- sd huesca

El Huesca se deja la vida ante el Levante

Los azulgrana empatan 2-2 en un trepidante partido y suman un punto insuficiente para la clasificación

Levante- SD Huesca
Trepidante partido que fue de menos a más y en el que el Huesca se dejó dos puntos importantes

La SD Huesca luchó en el Ciudad de Valencia pero tuvo que conformarse con un empate a dos goles. El Levante se adelantó en el marcador con un gol de Roger en el minuto 19. El resultado siguió con esa ventaja hasta el 63', cuando Enric Gállego marcó de cabeza el empate. Tan solo dos minutos después, una polémica decisión arbitral pitó un penalti tras una entrada fuera del área que le puso demasiado fácil a Morales recuperar la ventaja. Aún así y con todo, los azulgrana se sobrepusieron con un juego ofensivo y sin tirar la toalla ni un instante hasta que Chimy Ávila anotó el gol del empate final en el 68'.

Francisco sacó a toda la artillería con Chimy, Cucho y Enric Gallego en el ataque y volviendo a defensa de cuatro con Mantovani y Diéguez de centrales y Pulido y Galán en las bandas. Había que ir a por todas, aunque fue mejor el Levante que se adelantó tras una acción mal defendida de Diéguez con Morales que le puso el balón en bandeja a Roger para hacer el 1-0. No estuvo fino en un par de contras el Huesca que podía haber terminado mejor ante el área rival. También el Levante tuvo sus oportunidades con un inspirado Santamaría que salvó a los visitantes.

La segunda parte fue una auténtica locura con un Huesca exigido por el marcador y un Levante que se fue diluyendo. La entrada de Ferreiro hizo que los de Francisco se mostraran más peligrosos hasta que Enric empató con un remate de cabeza.

Pero seguidamente llegó la acción más polémica con un penalti que pitó Del Cerro Grande cuando Mantovani derribaba a Morales en un lateral del área, en principio fuera, pero ni el colegiado ni el VAR rectificaron y el propio delantero volvía a poner por delante a los granotas.

El Huesca no se vino abajo y siguió peleando hasta que en una acción a balón parado Chimy Ávila hacía el empate 2-2, cuando todavía quedaban muchos minutos por delante. Minutos de locura que convirtieron el encuentro en una ruleta rusa. La entrada de Juanpi y Melero fue un acierto. El que acertara se podía lleva el triunfo. La tuvo Enric Gallego con un remate de cabeza al larguero y varias llegadas en las que no acertó ante Aitor.

Un partido trepidante en el que la SD Huesca fue de menos a más y volvieron a demostrar una vez más que pueden luchar contra cualquier equipo que se le ponga por delante e incluso lidiar con las circunstancias. En resumen, un punto que sabe a poco porque es insuficiente para las aspiraciones de los oscenses de la permanencia, si bien la jornada no ha sido del todo negativa y es que el Huesca recorta un punto y se queda a seis de la salvación, si bien hay un partido muy complicado ante el FC Barcelona el sábado que viene en El Alcoraz.

Comentarios