sd huesca

El Huesca sigue sin "suerte" con el VAR

Ante el Elche hubo dos manos en el área alicantina que no se interpretaron como penalti

Mano VAR
Ante el Elche no se interpretó mano intencionada esta clara acción de Verdú

No tiene que servir de excusa, pero la fortuna no está aliada con la Sociedad Deportiva Huesca y el VAR en esta temporada. Las últimas acciones polémicas se vivieron en el choque de este sábado ante el Elche. Primero fue una mano de Gonzalo Verdú que desplazó el balón de forma intencionada para evitar que Cristo pudiera llegar y que ni el colegiado ni el VAR quisieron interpretar así. Luego, al filo del descanso, un centro lateral impactaba en la mano de Juan Cruz, como se vio claramente en el campo. La retransmisión televisiva ni siquiera ofreció la repetición y los colegiados también la pasaron por alto.

Son tan solo dos ejemplos, a los que hay que añadir otras decisiones flagrantes como la mano de Soro ante el Real Zaragoza u otra acción similar de Fali en el choque ante el Cádiz en el que el Huesca perdió 1-0. Sin contar los seis goles anulados a Okazaki, en algún caso por fueras de juego milimétricos.

Por no hablar del penalti señalado por el VAR en contra ante el Albacete cuando el árbitro de campo, a un metro de la jugada, no interpretó falta. Esa acción decidió el partido. Y, además, al Huesca le señalaron otra pena máxima en Almería por una mano de Pedro López en un centro que no iba a ningún sitio y dos minutos después de producirse, cuando nadie del equipo local había protestado. En este caso, Álvaro Fernández lo detuvo el penalti.

En definitiva, que el Huesca no está teniendo "suerte" con los colegiados en acciones de VAR, algo que no es nuevo después de que la temporada pasada, todavía en el recuerdo, no le pitarán los claros penaltis a Longo en Valencia y a Musto en Getafe. Al margen de otras jugadas en las que fue claramente perjudicado.

Todo el mundo habla de la utilidad del videoarbitraje, pero parece que su utilización sigue sin ser la correcta, como se demuestra que cada fin de semana son muchas las protestas de todos los clubes. No es el caso de un Huesca que está dando una clara lección de deportividad, a pesar de ser perjudicado. Ni jugadores, ni técnicos, están poniendo como excusa estas jugadas que en algún caso podrían haber cambiado el resultado final de los encuentros.

En Elche se escapó el triunfo en el tiempo añadido, pero todo el mundo coincide que el resultado justo era el empate. La lástima es que se estuvo cerca de haber ganado y dar un paso más en la clasificación.

Con todo ello ha comenzado la segunda vuelta y tras completarse la jornada, a falta del Real Zaragoza – Sporting del martes, los oscenses siguen en la tercera plaza con 36 puntos. Por delante el Almería con 39 y el Cádiz con 44 en puestos de ascenso directo. Por detrás del Huesca están el Fuenlabrada con 35, Real Zaragoza y Las Palmas con 33 y Elche, Numancia y Mirándes con 32.

Comentarios