sd huesca 

El Huesca sufre, gana y recupera sensaciones

El Huesca gana 2-1 al FC Barcelona "B" en un partido que se reactivó gracias a un penalti en contra

Celebración de los jugadores de la SD Huesca
Celebración de los jugadores de la SD Huesca en el partido frente al FC. Barcelona "B" / La Liga

La SD Huesca ha vuelto a la senda de la victoria, tras ocho jornadas sin hacerlo. Los oscenses, que sufrieron durante buena parte del partido, se reactivaron gracias a un penalti en contra que puso por delante al FC. Barcelona “B”. Desde ese instante, el Huesca se creció y fue dueño y señor de la situación y en cuatro minutos remontó con los tantos de Melero y Chimy Ávila. No fue un buen partido, pero lo importante era ganar y, por fin, se consiguió ante una afición entregada que llevó en volandas al equipo a por el triunfo.

De esta forma, el Huesca sigue en la lucha por una posición de ascenso directo a la Primera División. Al cierre de la jornada, los de Rubi se sitúan terceros con 62 puntos, a dos de Sporting y Rayo que tienen 64. Además, abre distancias en la zona de playoff, estando Numancia y Cádiz con 57 y al Oviedo con 56. En algunos casos también hay que sumar el "golaverage".

Se presumía un partido complicado y así fue. La Sociedad Deportiva Huesca tenía que jugar ante un rival en una situación difícil, ya que había caído a puesto de descenso, y contra su propia ansiedad por ganar, que tanto daño hizo ante el Albacete.

Rubi dejaba fuera del once a Aguilera y daba entrada a Sastre y Brezancic, que regresaba al lateral zurdo, como novedades. Al equipo le falta frescura y es momento de mimar a todos los jugadores para esta recta final del campeonato.

Pocas cosas se pueden destacar de una primera mitad en la que ambos equipos buscaban más el fallo del rival, para hacer daño en ataque. No hubo claras ocasiones, con algunas llegadas que no se finalizaban por la falta de acierto y precisión en los pases.

Tras el descanso empezaron a pasar cosas. El Huesca no reaccionaba y el árbitro además le señalaba un penalti que no era de Alexander y que transformó Aleñá en el 0-1, llevando la incertidumbre a las gradas.

Pero no tardaron en reaccionar los locales a los que esa jugada les metió de lleno en el partido. Melero aprovechó una buena dejada de Chimy Ávila, que ganó la acción a su defensa, para hacer el 1-1. La afición sabía que con su apoyo la remontada era posible y apretó sin cesar. Habían pasado solamente tres minutos del gol culé y cuatro después llegó el 2-1 en una acción de pundonor de Chimy que se llevó el balón y marcó a puerta vacía.

Delirio en la grada y alivio en el césped. El Huesca se quitaba una carga muy importante de encima. A partir de aquí, el Barça B acusó el golpe. Rubi movió el banquillo para refrescar a su equipo dando entrada a Luso, Vadillo y Camacho por Cucho, Melero y Chimy.

Al final victoria y tres puntos de oro para seguir enganchados a la lucha por el ascenso directo. Si Sporting y Rayo fallan, el Huesca quiere estar preparado. De momento, el sábado hay que visitar al Tenerife, que apura sus opciones de playoff. Salida complicada, pero con este triunfo la situación se ve de otra manera y se acaban ocho semanas que han sido una pesadilla, que dan paso otra vez al sueño de pelear por el ascenso.

Comentarios