Sd huesca

El Rayo frena al Huesca

Los madrileños vencen por 0-2 en un encuentro donde los azulgranas se vieron superados desde el inicio

Sd Huesca Rayo Vallecano
El Huesca perdía su segundo partido en El Alcoraz

El Rayo Vallecano se llevaba los tres puntos dejando helado al Huesca tras un partido donde los de Paco Jémez interpretaron mejor el choque y con dos goles de Pozo en los minutos 32' y en el 47' superaron a los azulgrana. No fue el día y desde el comienzo se vio a un rival mucho más metido y con las ideas claras que conforme pasaban los minutos terminó desarbolando a los de Míchel para llevarse el triunfo. Segunda derrota en casa de la temporada en una semana en la que había mucha ilusión por ampliar la racha, algo que no pudo ser ante un rival que llegaba muy tocado y se va reforzado de El Alcoraz.

Era un partido especial puesto que Míchel se reencontraba con su ex equipo y la verdad que el Rayo le amargó el día. No estuvo fino el técnico que dio entrada en el once a Raba por Sergio Gómez, como novedad respecto a Alcorcón, y mantenía a Escriche en la punta de ataque. Los vallecanos salieron muy centrados y presionando al Huesca que no tenía fluidez.

Los intercambios de golpes en ataque no encontraban portería hasta que Pozo enganchó un potente disparo ante el que nada pudo hacer Álvaro Fernánder. Era el 0-1 en el minuto 32’ que avisaba de las dificultades que iba a tener el sacar un buen resultado. Además, se cumplió una estadística muy peligrosa ya que los oscenses no ganan si no comienzan marcando.

Caso a parte el del árbitro Ocón Arráiz que puso muy alto el listón de las tarjetas lo que aprovecharon los visitantes para ir al límite en muchas acciones de este primer periodo.

Con 0-1 se llegó al descanso y nada más salir llegó el 0-2, obra también de Pozo que dejaba helado a El Alcoraz. Todo se complicaba más y, además, Míchel retiraba del campo a Eugeni y Juan Carlos para meter a Okazaki y Ferreiro. Era ir a la desesperada al quitar a dos de los creadores más importantes del Huesca. No dio resultado. Al final entró Sergio por Raba.

Fue más corazón que cabeza, liderados por un Pulido que repitió llegándose de delantero, buscando un gol que no llegó. Pasaron los minutos y ya se vio que era imposible. No era el día y se perdía el segundo encuentro en casa de la temporada, frenando a un Huesca que no termina de enganchar una buena racha que le permita ampliar diferencias en la clasificación.

La afición se fue desilusionada y viendo como a los azulgrana les cuesta y mucho reaccionar cuando va por detrás en el marcador, situación que habrá que intentar cambiar. En los últimos minutos vio la tarjeta Mosquera que se perderá el choque ante el Mirandés, siguiente cita el sábado que viene en tierras burgalesas.

Comentarios