sd huesca

Empate a cero entre la SD Huesca y el Real Zaragoza en un derbi emocionante e intenso

El equipo de Ambriz sostuvo las embestidas rivales, aunque también tuvo la oportunidad de adelantarse gracias a ocasiones de Joaquín, Rico o Pulido

Buffarini durante el duelo disputado este lunes | Foto: LaLiga
Buffarini durante el duelo disputado este lunes | Foto: LaLiga

La SD Huesca y el Real Zaragoza han empatado a cero en el derbi aragonés disputado este lunes en La Romareda, en un choque marcado por la emoción, intensidad y ocasiones claras para ambos conjuntos, aunque sin premio mayor para ninguno de los bandos. Mientras que los azulgranas gozaron de las más claras en la primera parte, los blanquillos fallaron un penalti que les habría dado la victoria en el segundo tiempo. 

Se trata de un trabajado punto que tuvo que ser luchado desde el primer instante, en el que los locales salieron a por todas gracias al refuerzo de una afición altamente emocionada. En ese sentido, el Huesca mostró algo más de equilibrio y tranquilidad que en choques anteriores, pues fue capaz de contrarrestar el peligro maño con ocasiones claras de gol. 

Entre ellas, un disparo de Mikel Rico que acabó golpeando en la zaga del Zaragoza. También una jugada individual de gran nivel de Joaquín, quien fue capaz de deshacerse de cinco rivales para poner a prueba a Cristian Álvarez dentro del área pequeña, aunque sin premio alguno. Además, el malagueño dio en el larguero en otra ocasión, pudiendo adelantarse los azulgranas en el primer tramo gracias a dichas acciones. 

Para ello, antes tuvo que hacerse fuerte ante jugadores como Valentín Vada, Narváez o Nano Mesa, desafortunados de cara a puerta y ante un Andrés que volvió a ser fundamental para el Huesca en la segunda parte. Así, tras el descanso, el experimentado guardameta hizo que los suyos saliesen vivos de los primeros minutos de la segunda parte.

No fue para menos, ya que se vio obligado a estirarse para evitar el tanto de Álvaro Giménez de remate de cabeza, que superó a la zaga del conjunto oscense. No fue la única, pues escasos minutos después evitó el 1-0 tras un disparo potente desde la frontal del área, desquiciando por completo a un conjunto blanquillo que sigue sin ganar en casa. 

La segunda parte dio para mucho. Incluso para ver a Pulido de delantero centro y poner en peligro a un Cristian Álvarez también a un buen nivel, sacando un mano a mano al capitán azulgrana. Y cuando todo podía acabar ahí, llegaba la más clara de la noche, con un penalti señalado por Hernández Maeso a favor de los locales. Tras considerarlo como falta y recibir el aviso del VAR, Álvaro Giménez sería el encargado de lanzarlo, aunque el palo sería el mejor aliado de los de Ambriz para salvar un punto que parece mejor para ellos. 

Así, la SD Huesca regresa a tierras oscenses con un punto que no deja completamente contento a ninguno de los dos equipos, y que sigue suponiendo una carga de esfuerzo mayor para volver cuanto antes a la senda de la victoria. El próximo duelo será en Montilivi, ante el Girona de Míchel, donde no habrá excusas que valgan.