sd huesca

Enrique Falcón: "Lo que ha conseguido el Huesca está al alcance de muy pocas entidades"

El ex delantero azulgrana marcó un gol en Anduva ante el Mirandés decisivo para un ascenso a 2ªB en el año 2000

Quique Falcón es actualmente entrenador del Real Zaragoza Infantil
Quique Falcón es actualmente entrenador del Real Zaragoza Infantil / Foto Real Zaragoza

El 17 de junio 2000, Enrique Falcón marcó un gol decisivo que abrió las puertas al ascenso a Segunda División B para la SD Huesca. Fue en una eliminatoria contra el CD Mirandés, en el partido de ida, que finalmente concluyó 0-1 en Anduva gracias a su tanto. Así, el actual entrenador del equipo infantil de División de Honor del Real Zaragoza rememoraba aquella época y analizaba la situación azulgrana en el programa SER Deportivos de Radio Huesca.

Escucha aquí la entrevista a Quique Falcón en SER Deportivos Huesca

"Fueron años muy bonitos", expresaba Falcón acerca de su paso por el Huesca en tiempos de Tercera y Segunda B. Y es que, en comparación con ahora, "las expectativas actuales eran impensables en aquella época", recalcando que "lo que ha conseguido el Huesca en este tiempo está al alcance de muy pocas entidades".

Acerca de aquella eliminatoria, la recordaba como un hecho "muy emocionante", con dos partidos "muy igualados". Así, mucha gente se desplazó en aquel momento: "Fue precioso. Recuerdo perfectamente la euforia del vestuario. Es uno de esos momentos que siempre se quedan en la retina".

Por ello, hacía hincapié en que ahora "no hay que alarmarse en exceso" puesto que "el trabajo es bueno". En ese sentido, el que fuera delantero azulgrana pedía "paciencia" en una Segunda División "tremendamente igualada".

Más si cabe para dos jugadores como Pitta y Gaich, a los que Falcón ha considerado "dos grandes delanteros", pero con quienes "hay que tener paciencia". El motivo es claro: "Son gente que no conoce la liga española". Sin embargo, como buen conocedor del mundo del fútbol, tampoco ocultaba que "en el fútbol, la paciencia no es una de las virtudes", pero confía en que "harán goles".

En ese sentido, recalcaba también que "son chicos que vienen de otras ligas, y el modelo de juego de un equipo a veces no se acondiciona al tipo de jugador que es cada uno". A ello hay que sumar la reciente llegada de Xisco Muñoz, que "es partir de cero otra vez" y "el trabajo del entrenador requiere de un tiempo para que los jugadores se adapten".

Acerca de la cantera y el fútbol base, se mostraba duro a la par que realista y es que en Aragón "nunca valoramos lo que es nuestro hasta que está fuera. Hay que tener paciencia y creer en eso. Seguro que saldrán jugadores".