Huesca- Levante

Estrada Fernández impide la victoria del Huesca

Las decisiones arbitrales dejaron a los azulgrana con un inmerecido 2-2, después de haber disparado 35 tiros a puerta

Huesca- Levante
Las decisiones arbitrales dejaron al Huesca sin su primera victoria en casa

Frustración es quedarse corto. El conjunto azulgrana salía este sábado con todas sus armas a ganar los tres puntos en El Alcoraz. Unos puntos muy necesitados pero que se quedaban muy muy cerca, de no haber sido por las decisiones polémicas del árbitro Estrada Fernández que indignaban a los aficionados.

Primero anuló un gol a Pulido en el minuto 18’ al interpretar que Etxeita impedía al portero defender esa acción a Oier y que influyó en la jugada. Aquí no intervenía el vídeo arbitraje y fue decisión del propio colegiado no dar validez al tanto.

Luego vino la jugada más polémica en el minuto 76’ al dar por válido el VAR un gol que supuso el 2-2, cuando los jugadores del Huesca se quejan de que el colegiado pitó y al ver al asistente con la bandera levantada no defendieron con intensidad. Esta acción no debería valer, aunque Boateng no estaba en fuera de juego, ya que el árbitro, según comentan los jugadores, ya había anulado la jugada.

Estrada Fernández fue triste protagonista y dejó al Huesca de nuevo con la miel en los labios después de un partido donde mereció más. Los daños colaterales de esas decisiones llevaron a la expulsión de Chimy Ávila por doble amonestación. En el acta se recoge que: tras finalizar el partido se dirige a mi haciendo observaciones de orden técnico, gesticulando por lo que fue amonestado y puesto que era su segunda amonestación fue finalmente expulsado. Tras marcharse vuelve segundos más tarde para volver a recriminarme una decisión tomada. También fue expulsado del banquillo Pardo Carrillo por “salir del área técnica unos 4 metros, gritando y con los brazos en alto reclamando un saque de esquina”.

Una lástima puesto que el Huesca mereció una victoria que era más que necesaria. Francisco le dio una vuelta al equipo y metió en el once a Rivera, como principal novedad, y fue el autor del 1-0 en el minuto 22’, tras un magistral pase de Cucho. Los azulgrana no supieron matar el partido y llegó el empate antes del descanso, obra de Roger.

La salida del vestuario devolvió el dominio al Huesca y el 2-1 no tardó en llegar con un gran cabezado de Etxeita en el 51’. Los locales seguía siendo superiores y luego llegó la acción polémica del 2-2 de Boateng. Si pitó, anulando la acción, no debió subir al marcador. El equivoco es claro y solo el colegiado sabe si su idea era dejar hasta el final la jugada o invalidarla a instancias de su asistente. Lo que es seguro es que el tanto era legal ya que no había fuera de juego.

A partir de allí poco más, protestas y poco juego hasta que llegó el final y la decepción para un Huesca que mereció ganar. Los datos lo avalan: 35 tiros a puerta, por delante en todo momento en el marcador y ante un contrincante que, si bien contaba con bajas importantes, no estuvo al nivel de otros partidos.

Mejoró su imagen el equipo, pero aún así no le da a los de Francisco para ganar, como reconocía el técnico al final, totalmente contrariado por esas decisiones polémicas de Estrada Fernández.

Comentarios