sd huesca

Francisco y el vestuario del Huesca, rotos por la derrota

El 2-1 encajado de forma cruel en Valencia deja tocado al equipo que no encuentra el camino de la victoria y se hunde en la clasificación

Cucho Hernández SD Huesca penalti Valencia
Cucho marcó de penalti en Valencia, pero no fue suficiente


Las caras de técnicos y jugadores de la Sociedad Deportiva Huesca al abandona el estadio de Mestalla eran un poema ya que de nuevo el fútbol fue cruel con un equipo que se deja el alma en el césped, pero que no es suficiente para ganar en Primera División. Errores propios, algunas decisiones arbitrales y la mala fortuna, están dejando a los azulgrana cada vez más lejos de poder soñar con la permanencia.

Además, las declaraciones son cada vez más duras y lo que sucede en los partidos difícil de explicar, como este domingo donde Francisco, otra vez, decía que el equipo había merecido más, “pero llevamos muchas jornadas sin ganar y la cosa se complica cada vez más"

Francisco se mostró abatido en la sala de prensa y fue claro al señalar que "ahora mismo no tengo ningún ánimo” y es que “después de lo que hemos hecho y marcharnos sin ningún punto... Son muchas jornadas de Liga en la que no he podido ganar y eso te afecta, lo mismo que al vestuario". Y es que el técnico, como todo el mundo, “creía que ganábamos, veía un estadio en contra de su equipo y por eso nos hemos volcado. Y ahora nos vamos sin nada. Estamos jodidos porque hemos hecho méritos para otra cosa". Y la realidad y los resultados indican que “llevamos 8 puntos y la cosa se complica cada vez más".

Debuto Santamaría que se mostró contento por ello pero que era también muy claro ya que, decía, “se te queda cara de tonto, como casi toda la temporada” puesto que “hemos hecho méritos para llevarnos algo más y no hemos obtenido premio”.

El guardameta añadía que “en estos siete días de parón por Navidad nos toca reflexionar y recuperarnos mentalmente” y que se hacen cosas bien, “pero hay algo que se nos escapa porque nos ha pasado ya muchas veces.Hay que ser autocríticos y exigirnos un poco más".

Ahora toca descansar y recuperar la moral porque quedan dos jornadas para acabar la primera vuelta ante el Betis en El Alcoraz y en Butarque ante el Leganés y son dos partidos que definirán si el Huesca es capaz de seguir vivo en esa pelea por la permanencia.

Comentarios