sd huesca

Frenazo en Coruña

Derrota del Huesca por 2-1 en un partido donde los gallegos le dieron la vuelta tras adelantarse los oscenses con un gol de Rafa Mir

Rafa Mir Huesca gol dedicación
El Huesca celebrando el primer gol del partido / Foto LaLiga

Se afrontaba el partido con muchas ilusiones, pero las cosas no salieron como se esperaba, a pesar que el Huesca marcó su gol a los 8’ minutos por mediación de Rafa Mir. Se las prometían muy felices los oscenses que se encontraron con dos golazos de Aketxe en el 19’ y de Cristian Santos en el 42’, antes del descanso, que ya no supieron neutralizar los de Míchel, que hicieron una buena segunda parte en la que faltó el acierto.

La Sociedad Deportiva Huesca ha dejado pasar una buena ocasión de ampliar la diferencia con el Almería y se aleja el Cádiz, a cinco puntos, a expensas de lo que haga el Real Zaragoza este lunes con el Rayo y que podría sacarle del ascenso directo. Es la montaña rusa en la que está metida la Segunda División en la que un día estas arriba y otra abajo y que es difícil de predecir lo que pueda pasar en las jornadas que restan en una emocionante lucha por el ascenso directo. Ahora mismo, el Huesca es segundo con 61 puntos. Líder el Cádiz con 66 y tercero el Zaragoza con los mismos 61 puntos, mientras que el Almería es cuarto con 60 puntos.

El técnico apostó por Rafa Mir, Cristo, Luisinho y Mosquera en el once, como cambios respecto al choque con Las Palmas, buscando refrescar al equipo ante el poco tiempo de recuperación que hay entre partido y partido.

Salió muy bien el Huesca en Riazor y fruto de ello llegó el primer gol que conseguía Rafa Mir, con dedicatoria al lesionado Doukouré, tras un gran centro de Miguelón. Todo se ponía de cara a los 8’, pero quedaba mucho partido y el gol no le hizo mucho bien a lo azulgrana, como reconocía Míchel al final. El Dépor empezó a ganar la batalla en el centro del campo y a llegar con peligro por bandas.

La presión del Huesca no era buena y eso provocó el empate tras una gran disparo de Aketxe desde fuera del área ante la pasividad defensiva de los oscenses en la acción. 1-1 y vuelta a empezar. Pero era el Deportivo el que seguía insistiendo ante un Huesca aturdido por el gol. En los instantes finales del primer tiempo, un gran remate de Santos ante la cara de Pulido, que bien pudo ser interpretada para juego peligroso, era el 2-1 con el que los gallegos se iban a los vestuarios.

En la segunda parte mejoró mucho el conjunto de Míchel que apretó de tal manera que el Dépor prácticamente no pisó el área de Álvaro Fernández. El Huesca tuvo claras ocasiones en las botas de Sergio Gómez, un larguero de Cristo, dos disparos que se fueron por poco de Luisinho y Rafa Mir y alguna más en las que se no se acertó. Por no decir las manos de Bargantiños que Ais Reig no quiso ver en el área local y que el VAR también pasó por alto. Por menos se han pitado muchos penaltis, pero el colegiado se le vio durante todo el encuentro algo tenso con los oscenses, y es de suponer que en su cabeza estaban las críticas del partido de Vallecas de los azulgrana.

Pero lo realidad es que no se pudo ganar y que esta derrota es un freno. Quedan cuatro partidos que van a ser finales, la primera ante el Alcorcón el miércoles a las 21,45 horas en El Alcoraz. Los madrileños luchan por el playoff y además no han perdido todavía fuera de su estadio en toda la temporada, por lo que se espera otro partidos duro y complicado. Además hay que añadir las bajas de Doukouré, Raba y Pablo Insua.

Comentarios