sd huesca

Ghoddos declara que se sintió presionado por el Östersunds FK

La SD Huesca sigue esperando noticias tras la decisión de la FIFA de sancionar al jugador y al club

Saman Ghoddos jugando con el Östersunds FK
Saman Ghoddos jugando con el Östersunds FK / ostersundsfk.se

El culebrón Saman Ghoddos continúa y es que aunque la FIFA decidió sancionar a finales de agosto al jugador y al Östersunds FK, tras su fallido fichaje por la Sociedad Deportiva Huesca durante la temporada 18/19, con una indemnización al club oscense de 4M de euros, mientras que el iraní quedaba inhabilitado durante cuatro meses y el club sueco no podrá incorporar futbolistas en las dos próximas ventanas de fichajes, los recursos interpuestos están alargando el asunto unos meses más.

Según se recoge en la sentencia de la FIFA. "Cuando regresó, el jugador afirma que Östersund intentó convencerlo de que el contrato con Huesca no era válido y lo obligó a firmar un acuerdo de rescisión". El ÖFK ha argumentado que nunca firmaron ningún acuerdo con Huesca y Ghoddos a su vez ha declarado que no sabía cuál era el acuerdo que firmó”.

La batalla en los despachos entre ambos clubes se retoma al verano pasado, cuando la entidad azulgrana lograba un acuerdo con el equipo sueco y el jugador para el traspaso inmediato del mismo a cambio de una cantidad económica. Con el ‘OK’ de las dos partes e incluso después de que Ghoddos firmara su contrato con el Huesca, el Östersunds acababa vendiendo finalmente al jugador al Amiens francés.

Según se recoge en el diario sueco Ostersund Post “FIFA ha publicado el veredicto, y aparece una nueva versión de los eventos. Ghoddos declara en sus cartas a la Federación Internacional de Fútbol que fue presionado para romper el acuerdo ya firmado con Huesca por su club sueco Östersunds FK.

"Afirma que Östersund sabía que había firmado intencionalmente el contrato con Huesca, pero Östersund le pidió que regresara a Suecia". Cuando regresó, el jugador afirma que Östersund trató de convencerlo de que el contrato con Huesca era inválido y lo obligó a firmar un acuerdo de terminación, mientras que él mismo no estuvo de acuerdo con los términos del acuerdo de terminación y que el club "amenazó con mantenerlo la próxima temporada y nobles todas las ofertas de transferencia". si no firmó el acuerdo de terminación ". El jugador afirma que lamenta haber firmado el acuerdo de rescisión porque realmente quería ir a Huesca pero que Östersund lo manipuló para que firmara ”, señala la FIFA.

El jugador en una entrevista señalaba que “para mí, no es realista. También apelé, como dije, con la ayuda de mi abogado. Ya veremos qué pasa. Pero no es realista y he recurrido la multa. Sin embargo, quiero ser claro con el hecho de que no apelé la suspensión. Lo acepto Eso es porque de lo contrario podría haber suspendido cuatro meses en una fecha posterior. Así que lo tomé ahora para que nunca pudiera volver a aparecer. Acepté la suspensión, pero no la multa, dijo Ghoddos.

Ghoddos reconocía que “tengo el mismo contacto que antes con Östersund. Como si todo esto nunca hubiera sucedido. Con gente en el club”.

Comentarios