DEPORTES

Graus estrena rocódromo

Así se completa la instalación que, desde el pasado mes de noviembre, ya contaba con un bulder de entrenamiento

Rocódromo Graus
Los jóvenes escaladores se atrevían a probar en el nuevo rocódromo acompañados por Pauner

Este martes entraba en funcionamiento el rocódromo de Graus con el que se completa la estructura artificial de escalada que contaba ya con un búlder, inaugurado el pasado mes de noviembre, y que se ubica en el pabellón polideportivo. La puesta de largo de esta instalación deportiva contaba con la presencia, además del alcalde y varios concejales, de montañeros como Carlos Pauner o Raúl Martínez, miembros de Montañeros de Ribagorza, EMEG y CER y de Prames. El coste total de la estructura (bulder más rocódromo) ha sido de 30.000 euros de los cuales 6.000 han sido aportados por la Obra Social La Caixa.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens señalaba que así se culmina el proyecto que llegó al Ayuntamiento a través de diferentes clubes y escuelas deportivas. A partir de ahora, amplía la oferta deportiva del municipio y completa, en cuanto a instalaciones se refiere, el módulo de técnicos de montaña y escalada que se imparte en el IES Baltasar Gracián de Graus.

El rocódromo está pensado para dar cobertura no sólo al municipio sino para atender la demanda de toda la comarca. La estructura, que se usa con cuerda, es polivalente, puesto que, es apta no sólo para la práctica de la escalada sino también del alpinismo o descenso de barrancos y también para poder ejecutar maniobras con cuerdas u otras prácticas de enseñanza.

Rocódromo Graus
Montañeros, representantes de escuelas y clubes deportivos, de Prames y del Ayuntamiento en la inauguración

Las dimensiones del rocódromo, equipado con anclajes, puesto que, la seguridad la otorgan las cuerdas, tiene 8 metros de altura y alrededor de 6 metros de ancho y con posibilidad de ampliarlo si en futuro así se decidiera.

La otra estructura, el bulder, que se usa, principalmente, para entrenamiento, y que se estrenaba a finales de 2017, tiene 4 metros de ancho por 10 de largo y no necesita material de seguridad. Cuenta con diferentes inclinaciones y presas, que se usan tanto para las manos como para los pies, de diferentes colores para entrenar escalada, y colchonetas. Va dirigida a todo tipo de público, no sólo para escaladores.

El alpinista Carlos Pauner indicaba que para Graus, que es la entrada a un mundo de montaña, era importante contar con esta instalación, sobre todo, pensando en la gente joven que puede tener la oportunidad, decía, de conocer un deporte muy propio del territorio.

Javi Torres, presidente de Montañeros de Ribagorza, explicaba que, el del rocódromo, era un proyecto, que llevaba años estancado, y que fue cuestión de probar porque los mimbres existían.

De los 30.000 euros de la inversión, 6.000 han sido aportados por La Caixa. La directora de la oficina en Graus, María José Torres, agradecía al Ayuntamiento haberles dado la oportunidad de participar en el proyecto y también agradecía a los clientes la confianza que, día a día, depositan en la entidad bancaria. 


Comentarios