operación oikos

Íñigo López habla de "un pacto" con el Nástic

El ex jugador del Huesca declaraba a El Mundo que no sabe nada del tema de las apuestas

Íñigo López jugó ante el Sevilla At. su primer partido de liga este año
Íñigo López en su etapa en la SD Huesca

Íñigo López, uno de los inculpados en la trama de la Operación Oikos, concedía una entrevista a El Mundo en la que admite que existía un pacto con el Nàstic, con el que el Huesca, ya ascendido a Primera, perdió en la última jornada de la temporada pasada. Niega, sin embargo, cualquier conexión con los apostantes que dispararon las cifras invertidas, alertaron a la UEFA, la Federación y la Liga, y provocaron la operación Oikos.

Sobre el pacto que el comenta, señala que “siempre ha existido en el fútbol. En los últimos partidos se suele mirar el calendario y se habla, porque se conoce a la gente. No es que nos reunamos o se quede en un sitio. Simplemente se dice: «Oye, no nos fastidiemos, para el que necesite los puntos». La cosa queda así y no se vuelve a hablar. Cualquiera que haya jugado al fútbol y haya estado en este mundo sabe que esto ha existido desde mucho antes que nosotros. Lo que ocurre es que el asunto de las apuestas lo ha sobredimensionado todo”.

El ex jugador se desmarca diciendo que el no jugo. “En el partido de la primera vuelta, en Tarragona. Yo no estuve convocado, como tampoco en el segundo, pero se sabía en el vestuario. Me constaba que hubo un contacto y se recalcó no hacer tonterías. Punto”. Y añade que “bajamos la intensidad, simple y llanamente. No se sale a matar”.

Tampoco sabe nada de las apuestas sobre ese encuentro “no, de eso no sé nada. Y si alguien ha hecho algo por uno u otro equipo no lo vamos a saber. Lo que sí vimos es que las apuestas estaban muy bajas a nuestro favor, cuando debería ser al revés, según la clasificación. No le dimos importancia, porque nosotros habíamos estado celebrando un ascenso, con todo lo que eso conlleva, cenas, actos, fiestas... Ellos, en cambio, estaban preparando a conciencia un partido en el que se jugaban la categoría. Las cuotas suelen cambiar a causa de ello, porque el apostador se decanta, en general, por el que más se juega”.

Descarta que apueste a las competiciones en las que juega y que facilitara información a Agustín Lasaosa. “Lo conozco y pongo la mano en el fuego”, decía. También descarta el papel de intermediario que se le atribuye en la trama y que a Carlos Aranda solo lo conoce de coincidir seis meses en un equipo. Íñigo López reconoce que ha cobrado a lo largo de su trayectoria primas a terceros y que no le parecen mal, siempre por ganar.

Comentarios