sd huesca

Insua: "Estamos trabajando duro para que seamos el Huesca de siempre en casa"

El equipo está con todos los jugadores disponibles por primera vez en toda la temporada

Entrenamiento SD Huesca Alcoraz
El equipo entrenaba a puerta cerrada en El Alcoraz / Foto SD Huesca

Míchel y su equipo se ejercitaban este miércoles a puerta cerrada en El Alcoraz, donde el sábado el Huesca jugará ante el Fuenlabrada, repitiendo en casa tras el empate con el Extremadura. La plantilla azulgrana tiene el objetivo de volver a recuperar las buenas sensaciones en su estadio, mejorar la imagen y mantener la portería a cero, para poder sumar los tres puntos.

Con la liga al rojo vivo, a falta de doce jornadas, el Huesca está obligado a no fallar y demostrar que está preparado para seguir peleando por todo hasta el final. Míchel no ha dado pistas sobre si hará cambios y es que dispone de toda la plantilla para preparar el choque.

Entre los disponibles el central Pablo Insua que después de su lesión esta ya preparado para volver. Como el vestuario cree que “tenemos otra oportunidad este sábado de cambiar la sensación que dejamos el pasado fin de semana” y señala que “estamos trabajando duro para que ante el Fuenlabrada seamos el Huesca de siempre en casa".

Tras dejarse puntos con el Extremadura y ante los problemas lejos de El Alcoraz, parece que no es malo volver a jugar en su estadio y, como decía Insua, "un buen momento para volver a jugar en casa, llevarnos los tres puntos y demostrar que lo de la semana pasada fue un error".

Hay varios objetivos y uno es “empezar a dejar porterías a cero porque si no lo hacemos es difícil sumar de tres en tres, y es lo que necesitamos ahora". Es verdad que en la primera vuelta la situación era distinta, pero ahora no. “Son cosas del fútbol, hay jornadas en las que no metes gol y ahora nos entran de dos en dos", decía.

No todo es malo, “creo que a nivel ofensivo hemos dado un paso más y hacemos sufrir mucho a los contrarios". El Huesca desde luego con el potencial que tiene está preparado para todo.

Sobre el rival, el vestuario tiene claro que “es un equipo súpercompetitivo, que fuera de casa pone las cosas muy difíciles. Va a ser muy duro, semejante al de la semana pasada y espero que nos haya servido para aprender". Quedan 12 jornadas y muchos puntos en juego por lo que pide “tener la tranquilidad y fortaleza mental de centrarnos en cada jornada".

Todavía hay por delante dos sesiones de entrenamiento antes del partido, pero si todo va bien, el Huesca contará con toda la plantilla por primera vez desde que arrancó el campeonato.