fútbol

Jair y Luso son optimistas ante el derbi, en los Encuentros Deportivos de Radio Huesca

Los dos jugadores de la SD Huesca eran los protagonistas del programa SER Deportivos para analizar el partido del sábado

Encuentros Deportivos Doña Taberna
Luso y Jair con Luis Abadías, Javier Salas y Eduardo Orduna durante el programa

El derbi ante el Real Zaragoza es algo más que un partido y así lo reconocían Luso Delgado y Jair Amador en los Encuentros Deportivos en Radio Huesca SER. Especialmente, para el primero, tiene unas connotaciones diferentes puesto que es zaragozano y tiene pasado en el conjunto blanquillo. Ambos apuestan por un triunfo azulgrana, reconociendo las dificultades del choque y la buena trayectoria que lleva el Zaragoza y que choca con las últimas jornadas en las que el Huesca no ha conseguido ganar.

Para Luso Delgado, los numerosos problemas de bajas que ha tenido el equipo han influido aunque "no deben ser una excusa", decía. Hay confianza que eso ya ha pasado, como se vio en Cádiz, pero hay que seguir demostrándolo ahora. Es un partido especial y que se puede "decidir por detalles", apunta el zaragozano.

Hay presión, puesto que estamos en la recta final de la competición, pero para los jugadores "es más una oportunidad de ganar", que una obligación, y es que venciendo se ampliaría la distancia de puntos con el Real Zaragoza. Además, consideran que "este partido te da más que te quita", puesto que al final son tres puntos y todavía quedarán muchos en juego y, los dos, pase lo que pase, mantendrán sus opciones en la clasificación.

La gran respuesta de los aficionados, que acudirán a La Romareda, en una cifra cercana a los 2.000, es un apoyo fundamental y una responsabilidad. Estar jugándose el ascenso con rivales como Rayo o Sporting no deja de ser un orgullo, señalaban Jair y Luso. Repetir lo que han conseguido equipos como Eibar, Leganés o Girona, es un ejemplo del camino que hay que seguir. Luso jugó en el conjunto catalán y encuentra muchas similitudes con lo que está haciendo ahora el Huesca.

En la capital aragonesa hay cierta reticencia a hablar de derbi, porque cuesta para un club con tanta historia ver como otro más modesto se ha situado a su nivel, he incluso lleva más de un año por delante en la clasificación y está más cerca del ascenso. "Cuesta y es doloroso", decía Luso, que convive con muchos aficionados y amigos que son zaragocistas.

Jair señalaba que queda mucha liga y "mucha tela por cortar" en estas diez jornadas. El colchón estaba para aguantar si llegaba el mal momento, "algo que le sucede a todos los equipos a lo largo de la temporada". Muchos esperaban que los oscenses cayeran, pero se mantienen vivos en una clasificación muy apretada y donde no hay nada decidido.

El Huesca se siente fuerte y con ganas y es consciente que "hay mucho más que ganar" en un partido que se vivirá por todo lo alto y donde los azulgrana tienen el reto de ganar en un estadio donde no lo han conseguido en las tres visitas anteriores, con una derrota y dos empates.

Comentarios