deporte

La carrera Canfranc-Canfranc agota sus dorsales a ocho meses de la prueba

La Ultra 75km, Maratón 45km y Carrera 16km siguen ofertando plazas y recorridos espectaculares en paisaje y dureza

Ultra trail Canfranc-Canfranc. Raúl Criado
Ultra trail Canfranc-Canfranc

En poco más de un mes las 150 plazas reservadas para la Ultra Trail Canfranc-Canfranc se han agotado. La prueba de 100k siempre es la primera que se agota. El atractivo de la carrera para los deportistas más extremos es un desnivel acumulado en la Ultra de 8.848 metros, la altura del Everest. Hay 36 horas de límite para finalizarla. Todavía quedan plazas para las otras tres modalidades, las de 75, 45 y 16 km que transcurren por recorridos espectaculares en paisaje y dureza. La cita es el fin de semana del 14 y 15 de septiembre de 2019.

Este año hubo récord de participación con cerca de 700 corredores y la próxima edición esperan seguir esa tendencia. La Canfranc Canfranc llegará a su XIII edición en versión maratón y a la V Ultra Trail, la que llaman “la más larga del mundo” por su dureza y desnivel.

Los recorridos son similares para las cuatro pruebas, 16 km, 45 km, 75 km y 100k. La diferencia es que este año se elimina el kilómetro vertical de descenso “por la baja demanda”, explicaba el director de la prueba, Alex Varela. En su lugar recuperan una andada popular.

Parte esencial de esta carrera es la organización. Ha habido años que han tenido que competir con nieve, y es que el recorrido asciende a cimas como la de Collarada, Anayet o La Moleta, también pasa por el camino de Santiago o las rutas de los contrabandistas. Cada año cuentan con unos 200 voluntarios en la organización y entre deportistas, trabajadores y acompañantes pueden llegar a movilizar a unas 3000 personas.

La pasada edición de septiembre de 2018 las cinco carreras diferentes llegaron a las 700 inscripciones, un 40% más que el año anterior. Hubo corredores de 17 países y representación de todas las comunidades autónomas españolas.

Comentarios