operación oikos

La Policía no detecta el cobro de primas en las cuentas de la plantilla del Reus

La UDEF ha emitido un informe al juez de la Operación Oikos que ha pedido ampliar la instrucción seis meses más, hasta junio

Reus Valladolid partido Oikos
Los jugadores del Reus celebran uno de los goles ante el Valladolid que está siendo investigado / Foto Reus CF

La Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha dirigido al juez de Huesca que instruye el caso Oikos, de amaños en el fútbol español, un informe en el que asegura no detectar en las cuentas bancarias de la plantilla del Reus en 2017 el cobro de primas por parte del club de fútbol oscense.

El informe, al que ha tenido acceso Efe, analiza de forma pormenorizada los movimientos bancarios realizados por los 25 miembros de la plantilla del equipo catalán entre octubre y diciembre de 2017 para tratar de determinar si se repartieron un total de 250.000 euros presuntamente entregados por el Huesca para que vencieran al Valladolid.

La derrota del Valladolid, que luchaba por meterse en la promoción de ascenso a Primera División, favoreció sin embargo el acceso a esta opción del Huesca, que acabó finalmente sexto en la liga regular.

Durante la instrucción del caso Oikos, el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca decidió investigar a la plantilla del Reus, que no se jugaba nada en esos momentos en la liga, a la vista de los movimientos económicos detectados durante la instrucción para detectar presuntos delitos de corrupción en el deporte.

El informe policial reitera el contenido de otro anterior fechado el 12 de noviembre de 2020 que concluía que en las cuentas de los jugadores del Reus no se habían detectado "abonos que denotaran una trazabilidad directa" con el cobro de primas de terceros.

En el reciente informe remitido al instructor, la UDEF reitera de nuevo que no puede establecerse una "relación lineal" entre el cobro de una prima en efectivo y una minoración en los gastos registrados en las cuentas bancarias.

Argumentan a este respecto que al no ser de elevado montante la cantidad que supuestamente cobraron en metálico los jugadores del Reus, alrededor de 10.000 euros, el dinero pudo disponerse en pequeñas cantidades para cualquier actividad destinada al ocio o la adquisición de bienes, "sin conseguir activar las alarmas de los mecanismos de control del blanqueo de capitales".

Destacan, asimismo, que aunque el periodo analizado, los últimos tres meses de 2017, hubiera sido mayor, establecería una pauta similar en cuanto a los gastos mensuales de cada persona o núcleo familiar, si bien no permitiría registrar un ingreso extra de efectivo si no se hubiera registrado de manera pública o privada, "como se infiere que sucede", añaden.

Además, los investigadores advierten de que el bloque que conforman los gastos de las familias puede presentar "importantes fluctuaciones" de un mes a otro debido a imprevistos o a diversos puntuales.

Por otra parte, y en relación a otro bloque de las investigaciones llevadas a cabo en torno al caso Oikos, la Fiscalía de Huesca ha recurrido la decisión del instructor de sobreseer provisionalmente las investigaciones en torno a trece personas residentes en Málaga, investigadas por su presunta participación en apuestas ilegales.