ciclismo

La salida de la etapa en Huesca de La Vuelta se podría trasladar a las afueras de la ciudad

De esta forma se evitaría aglomeraciones en las calles con el paso de los ciclistas

Imagen de la última salida en Huesca en 2007
La salida podría cambiar de ubicación

El confinamiento de la ciudad de Huesca puede afectar a la salida de la quinta etapa de La Vuelta que está prevista para el sábado en la capital oscense. La ronda española llega a tierras altoaragonesas y se va a encontrar con las medidas adoptadas por el Gobierno Aragón ante la alta incidencia de contagios de coronavirus en la Comunidad.

Tras la reunión mantenida en la Subdelegación de Gobierno de la Junta Local de Seguridad se ha anunciado que se está analizando la posibilidad de trasladar todo el operativo de salida a las afueras de Huesca y no realizarla en el Palacio de Congresos, como estaba previsto. De estar forma se evitaría la concentración de espectadores ya que la idea inicial es que se recorran las calles de la ciudad en la salida neutralizada.

Las calles por las que iba a pasar son Avenida Los Danzantes, Obispo Pintado, Cabestany, Calle Zaragoza, Porches de Galicia, Coso Alto, Joaquín Costa, San Juan Bosco, Ronda Montearagón y Paseo Ramón y Cajal donde saldrán dirección en carretera de Barbastro. La llegada está prevista en Sabiñánigo tras recorrer 184 kilómetros.

El Ayuntamiento de Huesca, ha confirmado el alcalde Luis Felipe, se ha puesto en contacto con la organización para modificar esa salida y se confía en que no haya problemas para cambiar esa ubicación y evitar la aglomeración de gente en las calles en un momento muy complicado.

Según se ha comentado, el parque tecnológico Walqa y la plataforma logística Plhus son algunas de las opciones que se han puesto sobre la mesa.