sd huesca

La SD Huesca B arranca la pretemporada y sigue confeccionando una plantilla competitiva

El equipo de Dani Aso comienza su preparación particular este miércoles a las 9 horas en San Jorge

Dani Aso continuará una temporada más como entrenador de la SD Huesca | Foto: SD Huesca
Dani Aso continuará una temporada más como entrenador de la SD Huesca | Foto: SD Huesca

La Segunda RFEF ya espera a la SD Huesca B, la cual debe realizar todavía su pretemporada particular a los mandos de Dani Aso. Con el inicio de la misma marcado para este miércoles a las 9 horas en las instalaciones de San Jorge, el filial tiene por delante poco más de un mes para ponerse a tono y, por supuesto, seguir reforzando una plantilla que ya cuenta con cinco fichajes confirmados tras las numerosas salidas acontecidas tiempo atrás. También con el regreso de algunos cedidos y con operaciones avanzadas para elevar el nivel.

A excepción de la portería, tanto la defensa como el centro del campo y el ataque han sido líneas reforzadas con las llegadas de Euse Monzó, Gerard Barri, Alberto Fuentes, Miguel Fernández y Dani Sandoval. A ellos se ha sumado Manu Molina, quien ha regresado tras su última cesión en el CD Guijuelo de Segunda División B y su pasado reciente en la SD Ejea.

A la espera de confirmación oficial queda el retorno de Lluís Sastre que, tal y como avanzó Radio Huesca, puede cumplir su tercera etapa en la entidad azulgrana aunque esta vez en el filial para aportar la veteranía necesaria en una temporada que será fundamental para cumplir los objetivos marcados de cara a competir en la cuarta categoría del fútbol español.

No son los únicos jugadores, pues parte del Huesca B se encuentra realizando la pretemporada con el primer equipo. A las órdenes de Nacho Ambriz se encuentran Javi Gasca, Gustavo Abizanda, Hugo Anglada, José Val, Sergio Carrasco, Pablo Tomeo, Carlos Kevin, Roberto Barba y los recientemente también regresados de sus cesiones Ronald y Peñaloza.

A priori, todos ellos formarán parte del proyecto que sigue en marcha y no puede parar, pues llega una campaña en la que el filial tendrá por delante numerosos rivales de un elevado nivel que buscarán optar a un nuevo ascenso, alcanzado a ser posible la Primera RFEF.