contenido especial

La SD Huesca despide el año en Mestalla



sdH
SDH

La SD Huesca encara el último partido del año con la intención de sumar algo positivo en Mestalla ante el Valencia y acabar 2018 con una victoria que le permita creer en la salvación. Su rival, el Valencia, no está atravesando un buen momento, habiendo quedado eliminado de la Champions League y ocupando la 14ª posición en LaLiga, más cerca del descenso que de los puestos europeos que se le presuponen al conjunto "che".

Pensando en 2019

Con 8 puntos en la clasificación, el equipo de Francisco Rodríguez transmite mejores sensaciones que con Leo Franco, pero lo cierto es que no se ve reflejado en puntos. En enero se abre el mercado invernal y la dirección deportiva del club deberá pensar si merece la pena reforzar el equipo con la intención de lograr el hito histórico de salvar al equipo, o empezar a trabajar en la confección de una plantilla competitiva en Segunda División para la temporada próxima.
El club piensa reforzar el equipo con un portero, un lateral izquierdo y sobre todo un delantero que pueda aumentar las cifras actuales del bloque aragonés. Lo cierto es que por poner un ejemplo, Leo Messi, favorito en todas las casas de apuestas a máximo goleador liguero y acabar como Pichichi, lleva 14 tantos, los mismos que la SD Huesca al completo.

El Valencia, un rival con dudas y con bajas

El conjunto de Marcelino García Toral no conoce la victoria en LaLiga este mes de diciembre y encara el partido en casa con las dudas de la siempre exigente afición valencianista y con las bajas seguras de Geoffrey Kondogbia, Gonçalo Guedes, Francis Coquelin y Gabriel Paulista, más las dudas de Kevin Gameiro, Lato y Diakhaby.

Con este parte de bajas, Marcelino tendrá que recomponer la defensa y, sobre todo, el centro del campo, donde se espera que Wass adelante su posición y que Carlos Soler vuelva al once del Valencia en la sala de máquinas.

Arriba, la dupla que conforman Santi Mina y Rodrigo parece fija, con el belga Michy Batshsuayi esperando su oportunidad desde el banquillo. El dato relevante es que el Valencia es el peor equipo ofensivo de LaLiga, con 13 tantos a favor, menos que la SD Huesca.

La SD Huesca, a asaltar Mestalla

Sin presión y sin complejos encaran los de Francisco Rodríguez el último encuentro del año, sabedores de la difícil situación en la que se encuentra el equipo, pero conscientes también de que viajan a Valencia sin nada que perder, pero con la oportunidad de reengancharse a LaLiga con una victoria que dé moral a los jugadores y esperanzas a la afición.

La SD Huesca visitará Mestalla por primera vez en su historia, y lo hace después de empatar a dos goles frente al Villarreal con una actuación discutida del guardameta Aleksandar Jovanovic, y con la baja por sanción de Ezequiel Ávila.

Álex Gallar parece que llegará a tiempo para el partido, ya recuperado de la fractura que se produjo en el pie izquierdo. A la baja de Ezequiel Ávila hay que sumar las de Damián Musto, Akapo que se entrenan al margen del grupo, y las de Aguilera y Luisinho que siguen su proceso de recuperación.

Un ex del Huesca que regresa a España

La lesión de Amath en el Getafe ha obligado al club madrileño a incorporar un jugador para suplir la baja de larga duración del extremo, y no es otro que Samu Saiz, que llega cedido procedente del Leeds United, equipo donde la temporada pasada cuajó una gran actuación tras fichar desde la SD Huesca.

Esta temporada estaba contando menos y llevaba un gol anotado, y sale cedido con opción de compra por parte del Getafe CF. Samu Saiz es un jugador muy querido en Huesca, y a pesar de que hubo una pequeña opción de conseguir el regreso del jugador al club oscense, había más argumentos deportivos que prevalecido para hacerse con los servicios del jugador madrileño.

Habrá bajas en enero

Emilio Vega, director deportivo de la entidad, ha manifestado que habrá bajas, y sin dar nombres, todo apunta a que tanto Werner como Semedo tienen sus días contados en el club. El caso de Gürler también es llamativo, no acaba de adaptarse y es probable que se le busque una salida.
Obviamente, al hablar de fichajes, es necesario que salgan jugadores y que dejen espacio para los nuevos, y al menos estas 3 bajas parecen seguras para incorporar 3 jugadores que suban el nivel de la plantilla y la hagan más competitiva en busca de una remontada liguera que cada día está más lejana pero no por ello imposible.

La SD Huesca despedirá el año jugando el domingo 23 de diciembre a las 12:00 frente al Valencia en el Estadio de Mestalla.

Comentarios