fútbol

La SD Huesca vuelve a sonreír

Quedan 21 puntos en juego y la posibilidad de fallo es mínima para optar al ascenso directo

Celebración vestuario de la SD Huesca
Los jugadores celebraron en el vestuario la victoria / SD Huesca

Han sido dos meses duros los que ha vivido el equipo al que se le ha resistido la victoria. Desde el 11 de febrero que se ganó a la Cultural Leonesa, hasta el 16 de abril que se ganaba al Barça B, los azulgrana se han dejado muchos puntos en el camino que les han dejado sin el colchón que habían conseguido y, además, se ha visto superado por Sporting de Gijón y Rayo Vallecano que se han ganado ahora la condición de favoritos para el ascenso directo.

La victoria ante el filial del FC Barcelona ha devuelto la sonrisa y la ilusión a la afición que apoyo como nunca para sacar adelante un partido que se había complicado mucho con el gol culé. Melero y Chimy le dieron la vuelta con lo que los tres puntos se quedaron en el casillero azulgrana.

El Huesca volvía a ver puerta y es que en las últimas cinco jornadas solamente había conseguido un gol, uno de los males. Otro es el aspecto físico, y es que el equipo está llegando muy justo al final de los partidos y tiene que realizar un esfuerzo extra. Rubi y sus ayudantes tienen que cuidar al máximo a los jugadores para afrontar estas siete jornadas en las mejores condiciones.

Quedan tres partidos en casa, ante Granada, Alcorcón y Nástic, y cuatro fuera con Tenerife, Córdoba, Lugo y Oviedo. En total 21 puntos de los que es difícil asegurar cuántos serán necesarios para optar al ascenso directo. Lo que está claro es que hay que ir jornada a jornada, viendo la situación, e intentar tener el menor fallo posible para seguir subido al tren.

De momento, el primer envite es en Tenerife donde es baja segura Chimy Ávila que vio la quinta amarilla este lunes. Volverá Gallar que cumplió ciclo y el resto están en condiciones. El que no entró en la convocatoria es Akapo, pero parece que puede estar ya para ir entrando en el equipo, si Rubi lo considera oportuno. Aguilera descansó y algunos han ido rotando en esta semana intensa que ha tenido el Huesca con dos partidos en cinco días.

Comentarios