trail

La Traschinepro Trail presenta nuevos atractivos para su segunda edición

Se celebra el 17 de junio, será solidaria y se recaudarán fondos para la investigación del síndrome de Dravet

Traschinepro Trail
Presentación de la prueba en la sede de la DPH

La segunda edición del Traschinepro Trail, con salida y llegada en Caldearenas, ha cambiado su trazado, respecto al año pasado. Los corredores sugirieron que fueron algo más exigente y la organización ha atendido esa petición para hacer más atractiva la prueba.

La carrera principal discurre por un trazado de 21 kilómetros y poco más de 1.000 metros de desnivel positivo. La mayor parte del recorrido será por sendas pegadas a la historia de este territorio de la zona baja del Alto Gállego. Los corredores partirán de Caldearenas en dirección a la senda de Izarbe hacia la punta de La Fabosa y el cordal de Presín -con vistas a Bentué de Rasal, la sierra de Caballera y el pico Peiró, conducirá a los atletas a la punta de San Antón, en un recorrido con unas vistas espectaculares.

El motivo del cambio ha sido "por seguir las sugerencias de los corredores de una modificación de trazado", comentaba el director de la prueba Ignacio Viscasillas. Además confirmaba que las inscripciones van a buen ritmo y que habrá tres avituallamientos. Los participantes llegan de Barcelona, Valencia, Madrid, Navarra y del sur de Francia, además de los aragoneses y especialmente muchos de la provincia de Huesca. Habrá actividades paralelas con visitas, juegos tradicionales, hinchables etc.

Completará la jornada de convivencia social y deportiva una carrera de 10 km y una andada sobre la misma distancia, que sirve para descubrir las localidades de Caldearenas y Javierrelatre como apuesta para poner en valor el territorio.

El alcalde de Caldearenas, Primitivo Grasa, recordaba que se ha hecho un esfuerzo para limpiar los senderos y daba las gracias por el esfuerzo realizado. La Traschinepro Trail es una buena excusa para conocer la zona.

Además tiene carácter solidario y parte de lo recaudado se destinará para estudiar el síndrome de Dravet, también conocido como Epilepsia Mioclónica Severa de la Infancia. En nombre de la asociación de esta enfermedad rara, Celia Martínez, ha agradecido que "con esta acción se ofrece la oportunidad de darla a conocer". Como socia, al contar con un familiar cercano que padece este síndrome, ha recordado que "el objetivo principal es eliminar las barreras que impiden que la investigación sobre el Síndrome de Dravet avance, así como encontrar fármacos efectivos que permitan eliminar, mitigar e incluso curar la enfermedad".

Comentarios