baloncesto

Levitec Huesca La Magia busca una reacción ante Tau Castellón

El equipo peñista juega este viernes a las 21 horas con Carlos Lanau dirigiendo al equipo peñista en el banquillo

Carlos Lanau, entrenador CB Peñas Levitec Huesca La Magia
Carlos Lanau asume la dirección del equipo hasta la llegada del nuevo entrenador

Partido importante el que se disputa este viernes en el Palacio de los Deportes para los peñistas en el comienzo de la segunda vuelta y donde tras la derrota con El Prat todavía se hace más necesaria la victoria para cambiar la dinámica negativa en la que se encuentra el equipo. Carlos Lanau dirigirá a los oscenses desde el banquillo tras el cese de Sergio Lamúa esta semana.

El técnico asume una vez más la responsabilidad sabiendo que es una temporada “con incertidumbre y los resultados no están acompañando” y que siempre que con el cambio de entrenador “estamos intentado que los chavales se centren en lo que se tienen que centrar que es intentar sacar partidos adelante, que es lo único que puede aportar algo a la situación del club en general”.

Respecto a su papel, “lo único que voy a intentar aportar es trabajar en el día a día, mirar simplemente lo que tenemos delante que es un rival muy duro y fuerte como es Castellón y todo lo que sea pensar en lo que hemos hecho lo que hay que hacer a partir del partido es en balde y hay que llegar lo mejor preparados e intentar sacarlo adelante”, indicaba.

Carlos Lanau defendía que los jugadores “siempre se han sentido arropados por el cuerpo técnico. El trabajo ha sido con ese objetivo. Cuando hay cambios siempre invita más a la reacción a una activación mayor. Lo mejor que pueden hacer es mirarse dentro de ellos mismos y pensar qué es lo que nos puede ayudar y qué pueden aportar al equipo”.

Y respecto a la reacción que se espera, “lo normal es que haya un poco mezcla de sentimientos. Sirva de acicate para que todos ellos empujen un poco más si pueden y estar al mejor nivel para poder competir. Yo espero que sea un revulsivo y el equipo salga motivado y con ganas de ganar y no olvidarse del rival que tenemos enfrente y que también tienen su necesidad de victoria para alcanzar sus objetivos”.

Lo que más le preocupa es el propio Castellón que es un equipo muy consolidado en la categoría, sabiendo que habrá que hacer un buen partido para conseguir la victoria. Ese sería el mejor bálsamo para una situación compleja y es que, además, el calendario es muy intenso en estas dos semanas que vienen y todo lo que no sea ganar encuentros puede crear más problemas y desmotivación en el vestuario.

Por todo ello el factor apoyo de la afición es clave. Se vuelve a jugar un viernes a las 21 horas que es un día y hora que gusta a los seguidores peñistas que se confía acudan en un buen número al Palacio de los Deportes este viernes para arropar al Peñas.