baloncesto

Levitec Huesca La Magia se quedó sin opción en la segunda parte en Alicante

Los peñistas suman una nueva derrota por 84-61 en un encuentro que los locales decantaron en el tercer cuarto

Levitec Huesca La Magia perdía de nuevo en Alicante
Los peñistas vuelven de vacío de tierras alicantinas / Foto Santi García

Con mucha ilusión acudían los peñistas al Pabellón Pedro Ferrándiz de Alicante, pero la realidad es que, tras un primer tiempo igualado, en la segunda parte los alicantinos fueron superiores con un tercer cuarto donde decantaron la balanza y terminaron vencieron por un contundente por 84-61.

Levitec Huesca La Magia esta apurando sus últimos encuentros intentando competir al máximo, pero ni ante Estudiantes ni contra Alicante se ha podido conseguir. Quedan dos partidos ante Juristi y Prat para cerrar la competición y el viernes que viene será un encuentro especial porque después de 12 temporadas se despedirá de la LEB-Oro ante su afición.

La primera mitad estuvo igualada y los dos equipos mantenían el tipo. Los oscenses no se despegaban de los alicantinos en ningún momento, llegándose a la finalización del primer cuarto con 20-18. En el segundo, comenzó muy bien para el Peñas que llegó a coger una renta de más cuatro con 24-28, a cinco minutos para llegar al descanso. Pero en esos minutos se tiró por la borda lo hecho ese instante y un parcial de 17-4 dejaba el marcador al final del primer tiempo con victoria de Alicante por 41-32.

La segunda parte fue un sufrimiento para el quipo. En el tercer cuarto las rentas se fueron a los veinte puntos arriba para los locales con 62-42. El parcial de este cuarto lo resume todo con 27-11, dejando el marcador en 68-43.

En el último cuarto el parcial fue favorable al Levitec Huesca La Magia por dos puntos, pero Alicante llegó a tener hasta 30 puntos arriba con 82- 52 a 3’51” de la conclusión. Los de Carlos Lanau consiguieron maquillar el resultado final con el 84-61.

Destacar a Javi Garcia con 15 puntos y Lafuente con 12. El equipo peleó hasta el final y lo seguirá haciendo en los dos partidos que quedan, aunque a veces las cosas no le salen como quiere, como sucedía en el segundo tiempo en Alicante.