baloncesto

Levitec Huesca necesitó dos prórrogas para vencer a Granada

Los peñistas se hacen grandes en el Palacio de los Deportes donde vencían por 89-82 en un emocionante partido

Peñas Levitec Huesca  Granada partido baloncesto
El Peñas no conoce la derrota en casa

El Peñas ha convertido el Palacio de los Deportes en un feudo inexpugnable y así lo demostró ante Granada. Después de un ir perdiendo durante todo el choque, fue capaz de forzar la prórroga en el último segundo con 61-61 en electrónico. Tras cinco intensos minutos llegó el 71-71 que forzada un segundo desempate. Finalmente terminó venciendo por 89-82 ante el delirio de la afición que empujó al equipo en los malos momentos. Es la quinta victoria consecutiva en casa que lleva a los peñistas a lo más alto de la tabla compartiendo el liderato con Lleida, Betis y Palencia, todos con siete triunfos.

Fue un partido de dominio visitante y es que los granadinos fueron siempre por delante. El primer cuarto ya finalizaba con 7-18 para los visitantes. Al descanso la diferencia se mantenía con 28-37. No hubo acierto en ataque por los de Guillermo Arenas que sufrieron mucho en este primer periodo.

Tras el descanso la situación no mejoró mucho. Granada seguía llevando el ritmo de partido y el marcador y finalizó el tercer cuarto con 42-51 a su favor. El 50-60 a falta de cuatro minutos y con la tendencia que llevaba el choque hacía presagiar que la primera derrota peñista en casa estaba cerca, pero una gran reacción llevó a conseguir el empate 61-61 sobre la bocina.

La primera prórroga tuvo color oscense, pero Granada demostró que iba a vender cara su derrota y consiguió igualar al final 71-71, devolviéndole la moneda a Levitec Huesca. Cinco minutos más en los que los de Guillermo Arenas tomaron de nuevo el mando hasta ponerse 82-77 con dos minutos todavía por disputarse. En esta ocasión el Peñas no falló y aguantó bien la presión para terminar imponiéndose por 89-82.

Una victoria muy trabajada y disputada y donde de nuevo el juego de conjunto fue clave para lo altoaragoneses que siguen haciendo disfrutar, aunque sufriendo, a los aficionados que acudieron al Palacio de los Deportes. Una gran ovación despidió a los dos equipos por el esfuerzo realizado y sobre todo a los verdiblancos por el espectáculo y la victoria.

Comentarios