bm-baloncesto

Levitec y Bada Huesca, pendientes del futuro de sus competiciones

Hay preocupación por la situación, especialmente en el CB Peñas, al contar con varios jugadores extranjeros

Guillermo Arenas, entrenador Levitec Huesca Peñas
Guillermo Arenas habla con los jugadores en un tiempo muerto en un encuentro

Tanto la ASOBAL como FEB anunciaban esta semana el aplazamiento de varias jornadas de las ligas de balonmano y baloncesto de la LEB-Oro. Aunque todavía es pronto, son muchas las preguntas que ya están sobre la mesa y de cara a saber qué puede pasar con el futuro de las ligas y si se podrán retomar y en qué condiciones.

Para el Levitec Huesca la preocupación está también en la presencia de varios jugadores extranjeros y que tienen a sus familias en otros países y que lógicamente están preocupados por todo lo que está sucediendo. La entidad ha hablado con ellos y saber cuáles son sus intenciones en estas semanas sin competición.

La otra preocupación es si se podrá volver a recuperar la liga y es que las fechas en baloncesto van muy ajustadas. El calendario fija el día 8 de mayo el final de la fase regular y luego los playoff con un calendario establecido de los cuartos de final de los playoffs del 14 al 29 de mayo (al mejor de 5 partidos) y luego la Final Four, prevista para el sábado 6 y domingo 7 de junio.

Por el momento son tres las jornadas suspendidas que habría que hacer hueco en el calendario, en función de lo que pueda durar esta epidemia. Si la liga LEB-Oro se diera por concluida, ahora mismo los de Guillermo Arenas estarían fuera del descenso.

Otro asunto es el económico puesto que los contratos finalizan nada más concluir la liga regular, salvo que se jueguen los playoffs, y eso obligaría a un esfuerzo extra en un presupuesto ya de por sí muy ajustado. Los directivos del Peñas esperan noticias de la FEB, para intentar conocer algo más concreto sobre todas estas dudas.

Y el Bada Huesca también espera conocer detalles de lo que pueda suceder en la ASOBAL a la que le quedan 11 jornadas por disputar. La competición está previsto que finalice el 8 de mayo y aquí habría un margen para disputar los encuentros suspendidos, en función de la duración de esta paralización de los campeonatos, aunque también está el problema de la finalización de los contratos de los jugadores.

En el caso de no poder reanudar la liga, hay que contar que ahora mismo el Bada Huesca ocupa plaza de descenso y eso podría ser un riesgo importante.

Muchas preocupaciones, pero lo único seguro es que por ahora no hay competiciones y ambos clubes han decidido, dentro de las recomendaciones, dejar de entrenar de forma colectiva, a la espera de buenas noticias en las próximas semanas, si bien parece que habrá que seguir esperando un tiempo.