sd huesca

Los goles en contra y adelantarse en el marcador, problemas de la SD Huesca

Los azulgrana han regresado al trabajo en El Alcoraz con Okazaki que parece podrá llegar al partido ante Osasuna

Okazaki jugador SD Huesca
Okazaki durante el entrenamiento de este domingo / Foto SD Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca tiene por delante el viernes que viene en Pamplona un partido ante Osasuna en el que confía en acabar con la mala racha y es que todavía no ha conseguido ganar en las nueve jornadas disputadas. El equipo se ejercitaba este domingo en El Alcoraz con Okazaki, mientras que Gastón Silva se ejercitaba al margen y Doumbia en el gimnasio. Por su parte Álvaro Fernández está con la selección sub-21 y no se incorporará hasta el jueves.

El Huesca lleva seis empates y la sensación que son varios los puntos que se han quedado por el camino y eso que se han hecho méritos para haberlos conseguido, pero también se han cometido errores que han sido determinantes. Las estadísticas son claras y los goles encajados, siendo uno de los que más recibe, y lo que cuesta marcar y adelantarse en el marcador, son datos clave.

De hecho, en lo que llevamos de competición de los 39 partidos que han empezado 1-0 en casa, en 30 ocasiones la victoria no se les ha escapado a los locales, con 7 empates y 2 derrotas. El Huesca en casa no se ha adelantado todavía nunca. Fuera lo hizo una vez y sirvió para empatar en Villarreal. De los 36 partidos que empezaron 0-1, hubo 25 victorias visitantes, 7 empates y 4 derrotas. Lo que demuestra la importancia de ponerse por delante en el marcador.

Solamente se han dado dos remontadas a domicilio y fueron del Sevilla en Cádiz y del Levante en Pamplona. Y en casa se han producido cuatro, con triunfos para el Valencia con el Levante, Villarreal ante el Eibar, Athletic – Sevilla y el Valencia – Real Madrid.

Anuncio SER Deportivos
Anuncio SER Deportivos

Otro dato es que el Huesca lejos de El Alcoraz ha encajado 10 de los 15 goles recibidos. Es, junto con el Celta, el más goleado de Primera División. Solamente ha dejado su puerta a cero en dos ocasiones ante Atlético de Madrid y Elche. La peor parte se la llevó en San Sebastián y Real Madrid con cuatro goles recibidos en cada uno.

A los de Míchel les cuesta mucho marcar y encajan en las primeras ocasiones de los rivales y muchas veces en estrategia. Esto es algo que hay que corregir y más con lo que cuesta remontar en Primera División. Y eso que la cifra de 7 goles a favor no está mal y es similar a otros muchos conjuntos de LaLiga que con menos han conseguido más puntos y están mucho mejor situados.

El juego de los azulgrana es lo mejor y en eso no se puede dudar y se puede insistir porque al final tiene que dar sus frutos. Hay quien piensa que el estilo es muy arriesgado en una categoría con tanta calidad, pero Míchel siempre ha sido fiel a su forma de jugar. Si los oscenses corrigen esas situaciones que le penalizan, el Huesca puede sumar esos puntos que le lleven a una posición más tranquila. Por el momento, el respaldo es total desde la entidad y una victoria ante Osasuna está claro que cambiaría mucho las cosas.

Comentarios