SD HUESCA- R BETIS

Los Reyes regalan una gran victoria del Huesca con remontada ante el Betis

Los azulgrana vencían por 2-1 en un trepidante partido que pasará a la historia como el primer triunfo en casa en Primera División

Huesca- Betis
Una merecida victoria de los azulgrana que puede ser un punto de inflexión

La SD Huesca ya sabe lo que es ganar en casa y estrena 2019 con su primer triunfo en El Alcoraz con dedicatoria para la afición en un encuentro intenso y donde hubo que sortear de nuevo muchas dificultades. Los tantos de Ferreiro y Cristian Rivera, le dieron la vuelta a un marcador que se puso de cara para el Betis con un gol de penalti de Sanabria.

Hubo que poner todo el alma y el corazón, además del fútbol, para por fin sumar los tres puntos y engancharse a la lucha por la permanencia. Los de Francisco suman 11 puntos y tiene por delante a Rayo, Athletic Club y Villarreal con 16, por lo que los azulgrana se han situado, a falta de que se complete la jornada, a 5 puntos de la salvación.

El partido comenzó con un Huesca dispuesto a ir decidido a por la victoria. El Betis salió con muchas reservas y la presión de los locales les creaba muchos problemas, aunque los oscenses no fueron capaces de crear excesivo peligro y la inocencia en ataque mantenía el 0-0 en el marcador.

El Betis se adelantaba con un penalti de Etxeita que transformó Sanabria en el 0-1 en el minuto 54’. Los peores presagios volvían a El Alcoraz que lejos de venirse abajo empujó al equipo a la remontada. En el 72’ Ferreiro marcaba de cabeza el 1-1 tras un gran centro de Gallar y en el 78’ Cristian Rivera hacía el 2-1 con un disparo desde la frontal que llevaba el delirio a las gradas.

Se sufrió hasta el último segundo, pero el fútbol le debía muchas ya al Huesca que supo aguantar bien y terminaba ganando con un estallido de liberación por los tres puntos que se quedaban en Huesca. No rebló el conjunto de Francisco y eso que el colegiado De Burgos Bengoetxea no estuvo fino. Perdonó un penalti en los primeros minutos al Betis, cometido sobre Akapo, y la segunda amarilla a Feddal. Todo ello en el primer periodo. No gustó su arbitraje con disparidad de criterios en las faltas lo que motivó el enfado de los espectadores en muchos momentos.

Lo mejor, la merecida victoria que no cambia su situación en la tabla como colista pero sí que puede significar un punto de inflexión para encarar los próximos partidos con un estado anímico mejor y pensando que “sí se puede”, como cantaba la grada.

Comentarios