sd huesca

Los técnicos del Huesca tienen que reinventar nuevos sistemas de entrenamientos

Los jugadores han recibido material en sus casas para ejercitarse de forma telemática a partir del lunes día 23

Charla vestuario jugadores SD Huesca
Los jugadores ya recibieron información la semana pasada desde el área médica y técnica dentro del protocolo que iban a seguir / Foto SD Huesca

La inesperada situación en la que se ha visto envuelta el fútbol con el COVID-19 hace que ahora mismo todavía haya muchas dudas sobre lo que pasará en las próximas semanas. Desde LaLiga y la RFEF se trabaja en recuperar los campeonatos cuando se pueda, pero no hay fecha, y ese es otro contratiempo más para la preparación de los equipos. En el caso de la Sociedad Deportiva Huesca el lunes día 23 se anunciaba que los jugadores volverán a los entrenamientos de forma individualizada desde sus domicilios.

Con este panorama y sin una programación concreta de cuándo se volverá a competir, los entrenadores y preparados físicos están diseñando planes de trabajo para intentar que los jugadores no pierdan demasiado la forma, en vistas a que se pudiera volver a jugar en un periodo que para los más optimistas sería a finales de abril y que puede llegar incluso a finales mayo, como se plantea LaLiga, dentro de esa horquilla de posibilidades.

Un nuevo sistema de entrenamiento de forma telemática y, aunque en la distancia, todos harán los mismos ejercicios, tanto físicos como incluso tácticos. Para ello, los futbolistas han recibido el material necesario, como una bicicleta estática, para que el lunes se pueda poner en marcha el trabajo.

Es la primera vez que la liga se para en un mes de marzo y cuando quedan tan solo 11 jornadas para el final y no es lo mismo que cuando sucede en Navidad o en verano porque se sabe el periodo de descanso establecido.

El preparador físico de la SD Huesca, David Porcel, señalaba en Diario del Altoaragón que ha habido incluso una puesta en común con otros colegas de diferentes equipos de Primera y Segunda División y que hay colaboración ante una situación tan excepcional puesto que todos están con el mismo problema.

Una nueva forma de entrenar que veremos si es efectiva para la vuelta al día a día y contando que es más que posible que las jornadas que restan se disputen en un corto espacio de tiempo con partidos miércoles y domingo cada semana, hasta completar el calendario.