deporte

Más de 300 ciclistas pasan por Jaca en la transpirenaica que cruza la cordillera de costa a costa

La etapa de Ainsa a Jaca ponía a prueba la resistencia de los ciclistas, que este viernes parten hacia Navarra

Transpyr Coast to Coast bicicleta BTT
Cerca de 400 ciclistas de diferentes modalidades están participando en esta prueba

La Transpyr Coast to Coast transcurría este jueves íntegramente en territorio aragonés, con salida en Aínsa y llegada a Jaca. Un grupo de más de 300 ciclistassalía de la plaza mayor de Aínsa para afrontar los 92 km y 2.200 metros de desnivel y la dura ascensión al Monte Oturia, con un tramo cronometrado de 26 kilómetros, y desde donde la perspectiva del Pirineo y sus valles ha impresionado a los ciclistas llegados de rincones de todo el mundo. Llegaban a Jaca tras un día de largos y técnicos descensos, en combinación con pistas de enlace y pequeños senderos.

Golpe de autoridad, en esta jornada, de Francesco Grau y Pere Amadó, que se distancian a casi 20 minutos de la pareja de Lituania que les disputaba el liderato. En la categoría mixta, también refuerzan el primer lugar los neozelandeses Meggie Bichard y Weston Hill, y en parejas máster se han impuesto los vascos Joseba Sarasola e Iñigo Fernández. En Gran Máster la etapa de hoy ha sido para los italianos Tom Best y Fabrizio Ghini.

Este viernes la prueba dejará Aragón para entrar en Navarra con la etapa más larga, una jornada maratoniana de 132 kilómetros, con dos sectores cronometrados de 22 kilómetros entre Jaca y Burguete-Auritz, experimentando el cambio de paisaje del Pirineo aragonés al navarro, entrando en un clima y vegetación de carácter más atlántico. La primera parte de la etapa es muy rodadora con pequeños relieves y ritmo más lento, y la parte final es de media montaña.

Transpyr Coast to Coast bicicleta BTT
La etapa de este jueves salía de Aínsa hacia Jaca

En cuanto a los ciclistas de la Transpyr Backroads, han tenido una “plácida” etapa con ascensos a los puertos de Fanlo y Cotefablo.

La Transpyr Coast to Coast partía el pasado 9 de junio de Roses, en la Costa Brava catalana. Tras pasar los pirineos catalanes llegaba a Aragón y seguirá por Navarra, teniendo que superar todo tipo de condiciones ambientales, largas subidas y exigentes descensos hasta alcanzar la costa vasca y el mar cantábrico después de siete etapas.
Más de 18000 metros de desnivel, cerca de 750 kilómetros en magníficas pistas forestales, senderos lúdicos y técnicos, y rápidos caminos en las raras llanuras esperan a los ciclistas venidos de todas partes del mundo. Ha sido considerada por National Geographic como una de las 10 mejores pruebas de mountain bike del mundo.

Comentarios