sd huesca

Melero se queda y pendientes de cerrar la plantilla

El Huesca confía en la llegada de Ghoddos y un par de refuerzos más antes del 31 de agosto

Gonzalo Melero
Gonzalo Melero confirmaba su continuidad en la SD Huesca

Otra de las buenas noticias que dejaba el partido ante el Éibar fue la confirmación por parte del capitán Gonzalo Melero de su continuidad esta temporada vistiendo la camiseta de la Sociedad Deportiva Huesca. Mucho se ha hablado durante el verano del interés de varios equipos, pero ninguno ha dado el paso de pagar su cláusula de 4 millones de euros. En las últimas semanas, el Villarreal se había interesado y posiblemente será su destino, pero no este año. Melero lo que está claro es que está muy a gusto y comprometido, como dijo a la conclusión del choque.

El centrocampista sabe que en la Sociedad Deportiva Huesca puede seguir creciendo como futbolista y con su juventud, mejorar de cara al futuro. Ante el Éibar fue uno de los destacados, ocupando la posición de medio centro junto con Damián Musto.

Además, en el club siguen trabajando en cerrar la plantilla. Por un lado está el tema de Saman Goddos. El iraní firmó con el Huesca y todo está en regla por lo que desde los azulgranas insisten que su destino tiene que ser el conjunto de Leo Franco. Su club, el Östersunds FK sueco, intentó que recalará finalmente en Francia. Este lío que se ha montado ha retrasado la operación, que se podría desbloquear en breve. Si no llega antes del 31 de agosto, el Huesca ya anunció que presentará una denuncia ante FIFA con toda la documentación del traspaso firmada por todas las partes. De momento el jugador no jugó el último partido con su club.

Al margen, faltarían un par de piezas más. Una en la portería y otra para un jugador de banda. Opciones no faltan, pero es complicado. El rumor de verano de Jesé, se queda en eso, mientras que las miradas pueden estar puestas en el Athletic en dos hombres como Remiro y Rico que se les ha vinculado mucho al Huesca y que no han entrado en los planes de Berizzo en la primera jornada.

Lo de Remiro, si no hubiera sucedido la marcha de Kepa, el club oscense tenía la idea de haber intentado traerse al guardameta en propiedad, pero es una operación sumamente complicada por la situación actual de Alex Remiro en los bilbaínos. Lo de Rico, nunca se sabe, hasta el 31 de agosto todo es posible.

Quedan diez días que seguro serán intensos de noticias y rumores con un Huesca que ya juega con la tranquilidad de haber ganado el primer partido y haber dado una buena imagen en su presentación en la Primera División.

Comentarios