rugby

Meritoria victoria del Quebrantahuesos Rugby Club para acabar líderes la temporada regular

El equipo altoaragonés vencía por 17-29 a Íbero

Quebrantahuesos Rugby Club
El Quebrantahuesos Rugby Club vencía en el último partido de la fase regular

Se llegaba a la última jornada de la liga regular a un partido que tenía mucho por decidir, con vistas a los futuros play-offs. El equipo local buscaba meterse entre los cuatro primeros y el visitante asegurar la primera plaza. Dos realidades pudieron constatarse al final del encuentro. El marcador final fue de 19-27 para los altoaragoneses.

Por un lado, el Íbero es el equipo que más progresión ha demostrado esta temporada. De seguir así, pronto podrá codearse de igual a igual con los equipos que están más en forma en el rugby regional aragonés. Por el otro, constatar que el máximo enemigo del equipo Quebranta se encuentra entre ellos mismos; las proverbiales "carajas" de los primeros minutos de cada partido tienen visos de convertirse en un mal crónico de difícil solución y pueden costar muy caro en encuentros venideros. A esto hubo que sumar la falta de definición en la zona de ensayo rival, que impidió cobrar ventaja en el marcador. Esta ventaja hubiera permitido jugar con la calma necesaria para poner en práctica todo aquello que se entrena durante la semana. Fue un partido bonito de ver y de jugar, con alternancia en el marcador y emoción hasta el final.

El Quebrantahuesos salió al campo pensando en las próximas vacaciones de Semana Santa y se encontró que al minuto 5 de partido iba por debajo del marcador (7-0). Por fortuna el ensayo sirvió de acicate para despertar a los visitantes. Una buena presión a la patada del zaguero rival permitió a Ferrer bloquear y ensayar. La transformación de Ángel puso las tablas en el luminoso (7-7, min. 10). Un posterior golpe de castigo, transformado también por Ángel, adelantaba a los visitantes en el minuto 15 (7-10).

El Quebrantahuesos, una vez centrado, comenzó a carburar y poco a poco fue haciendo valer su superioridad. Al comienzo de la segunda parte el equipo oscense buscó mantener el ritmo de juego, pero las imprecisiones y los excesos de confianza chocaron de frente con un bravo Íbero que luchó por cada balón y cada centímetro de terreno sin perder nunca la cara al partido. Al final 19-27 y una nueva victoria.

El Quebrantahuesos consigue uno de los objetivos marcados a principio de temporada, a pesar del sinfín de dificultades por las que viene atravesando. Habrá que seguir trabajando y entrenando más que nunca si se quiere reeditar el éxito de la pasada temporada.

Comentarios