sd huesca

Míchel: "Estoy muy feliz en Huesca, me han acogido de forma maravillosa y me siento respetado y querido"

El entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca analizaba en SER Deportivos en Radio Huesca el arranque de temporada

Míchel entrenador SD Huesca
Míchel analizaba en Radio Huesca el comienzo de la competición / Foto LaLiga

Míchel Sánchez está ilusionado con el inicio de la liga en Primera División, sabe las dificultades que entraña, pero tiene confianza plena en su equipo. Los que faltan por llegar tienen que dar ese complemento a una plantilla con una base que es “el corazón del Huesca”, para Míchel. Además el técnico agradecía el esfuerzo de todo el vestuario y que hay que adaptarse a los protocolos de la covid-19 , lamentando que los aficionados no puedan disfrutar en las gradas de El Alcoraz de los partidos, animando al equipo.

Míchel comenzaba analizando ese primer punto en Villarreal y lo que se pudo ver que le espera a los suyos, sabiendo “la máxima dificultad que tiene la competición y tendremos que ir adaptando”, con un sistema de juego muy reconocible y sabiendo que “pase lo que pase en el terreno de juego tengamos una respuesta”.

El domingo los azulgrana se estrenan ante el Cádiz en El Alcoraz donde “necesitamos hacernos fuertes en casa y dar un paso hacia adelante para seguir creciendo como equipo”. Y añadía que no lo ve “como un partido de rivalidad entre dos equipos que van a luchar por abajo, porque no sabemos donde vamos a acabar”.

“Necesitamos hacernos fuertes en casa y dar un paso hacia adelante para seguir creciendo como equipo”

El entrenador tiene claro este año hay “más dificultad que el año pasado en muchos momentos” y quiere “un Huesca fuerte que vaya a por el rival, a por el partido, que tenga muchísima intensidad en su juego y en la presión, señas de identidad que no queremos variar”.

La plantilla tiene la base del año pasado que es “el corazón del Huesca” y los que han venido como Andrés, Maffeo, Silva o Borja García, “vienen con un bagaje muy alto de lo que queremos y sumar jugadores para hacernos más fuertes”.

Pero tiene claro que hay que darle valor a la plantilla del Huesca “que ha mostrado un nivel muy alto de compromiso y ser competitiva y todo lo que se sume tiene que saber a dónde viene y que nos pueda hacer mejores”. Todos los que han llegado “lo están haciendo. Estoy encantado con la plantilla”, afirmaba.

Muchas cosas son diferentes en esta ‘nueva normalidad’, como jugar sin público, el coronavirus y la propia competición “que hace que tengas que dar el cien por cien cada partido y mirar estados de forma y otros aspectos importantes por eso queremos tener una plantilla compensada y competitiva”.

En nombres propios, destacaba que confía en contar cuanto antes con Gastón Silva. Todavía no ha llegado el transfer, pero también avisa que no compite desde marzo y “hay que ir más tranquilos con él”, aunque ya están entrenando con el grupo. Respecto a jugadores como Seoane, Joaquín o Nwakali, avisa que “son jugadores de la SD Huesca y que nadie les va a cerrar las puertas, si ellos demuestran que tienen nivel para quedarse aquí. No tienen ningún cartel son jugadores del Huesca y punto”. Los refuerzos que faltan están centrados en un centrocampista defensivo, algún jugador de banda y un delantero y las salidas dependerán de las llegadas.

Personalmente ha demostrado que es un entrenador muy trabajado y no se centras en las críticas o lo halagos. “Me centro en lo que depende de mí, en el trabajo diario y gestionar el equipo de la mejor manera posible y que nada de fuera me pueda distraer”. Y está encantado de su estancia en Huesca porque “gracias a estos jugadores el año que hemos pasado ha sido fantástico, al margen del Covid”. Míchel es “fiel a mi trabajo y dar el cien por cien en el sitio donde estoy”.

“Me centro en lo que depende de mí, en el trabajo diario y gestionar el equipo de la mejor manera posible"

Por todo ello, decía, “me siento muy feliz en Huesca estoy en el sitio donde me han acogido de forma maravillosa y me siento respetado y querido y en ese sentido voy a tener siempre todo el corazón y la cabeza puesta aquí para que las cosas salgan bien”, indicaba.

Ha comenzado una temporada, atípica y donde “los protocolos te hacen la labor más difícil como entrenador. No pisar el vestuario no tener a los jugadores juntos instantes antes de empezar los partidos se nota, pero nos tenemos que adaptar”.

Y sobre todo no poder vivirlo con la afición, “les echamos de menos, les hemos echado y les seguiremos echando”. Míchel no olvida que “jugamos para nuestra afición y sabemos la ilusión que hay por la vuelta a Primera y me da rabia que se pierdan los partidos en El Alcoraz”, confiando que pronto se pueda vivir esa emoción del fútbol en el estadio con los seguidores de la Sociedad Deportiva Huesca.

Escucha aquí la entrevista a Míchel Sánchez en SER Deportivos en Radio Huesca
Comentarios