sd huesca

Míchel: "Nos tenemos que adaptar a las circunstancias"

El estreno de la SD Huesca en casa ante el Cádiz viene marcado por los dos casos de coronarivus

Entrenamiento matutino de la SD Huesca en el Pirámide
Imagen de archivo de un entrenamiento de la SD Huesca durante la semana / Foto SD Huesca

Los dos positivos anunciados por la Sociedad Deportiva Huesca en la previa del encuentro ante el Cádiz de este domingo, a las 16 horas, en El Alcoraz marcan la vuelta de los oscenses a Primera División en su estadio. Todo el grupo de jugadores, técnicos y personal relacionado con el equipo ha sido sometido a nuevos test de los que se conocerán los resultados en las próximas horas y se espera que todo vaya bien y no haya más positivos.

Al margen de ello, en cuanto a novedades, parece que los dos positivos no afectan a los planes del entrenador para el partido en el que no puede contar con Gastón Silva que no tiene todavía el transfer y Mikel Rico tiene una lesión muscular que le ha impedido entrenar durante los últimos días. Pedro López ya está mejor del esguince de tobillo que sufrió hace dos semanas y Borja García y Dimitrios Siovas están a disposición del técnico.

Míchel se mostraba resignado en la previa, reconociendo que “sabemos cómo está ahora mismo el problema con la covid, es el día a día en nuestra sociedad y nos tenemos que adaptar a las circunstancias que nos pueden venir en cualquier momento”. El técnico añade que se ha intentado “preparar el partido de la mejor forma dentro de la dificultad que ha tenido” y recuerda que “hay que extremar las medidas dentro de lo posible, los jugadores tienen la obligación tanto moral y profesional de mantener el protocolo lo mejor posible dentro de las circunstancias de que todos tenemos familias y amigos y tenemos que convivir con este virus. A partir de ahí, centrarnos en el partido, porque es importante y porque es la vuelta del Huesca Primera División en El Alcoraz”.

En lo meramente deportivo, “queremos demostrar que en Primera podemos ser también protagonistas. Buscamos nuestra mejora día a día y nuestro compromiso del club. Sabemos que la vuelta a Primera tiene mucha exigencia, pero la afrontamos con toda la ilusión del mundo y con la confianza de dar nuestra mejor versión y hacer lo que entrenamos día a día. Luego vendrán los resultados, pero tenemos seguridad en lo que hacemos. La vuelta en casa en Primera queremos que sea un día especial y bonito".

Sobre el rival, Míchel analizó a un viejo conocido de la temporada pasada: "Viene con una filosofía de juego muy clara desde que está Alvaro Cervera con ellos. Tiene automatismos muy definidos y nos van a poner las cosas complicadas. El año pasado para mí era el rival más fuerte. Conceden poco y tienes que tener concentración durante todos los minutos y tampoco conceder", dijo.

Sobre las nuevas incorporaciones azulgranas, le darán al equipo "experiencia en la categoría y nivel competitivo al grupo, que es lo que pedimos. Que vean que aquí hay un sentimiento de unidad, los que se incorporan son bien recibidos y están para ayudar al gruo. Por su individualidad nos van a aportar calidad, pero quiero que sea dentro de un conjunto. Son dos personas que nos pueden ayudar dentro y fuera del terreno de juego", destacó.

"En casa queremos ser un equipo que mantenga la línea del año pasado. No veo un partido diferente en cuanto a importancia con el Villarreal o los siguientes. Rival difícil, un equipo de Primera con todos los merecimientos y lo afrontamos con la máxima concentración y sabiendo la dificultad".

El partido no podrá contar con los aficionados en las gradas en un encuentro especial por la vuelta a Primera División, pero seguro que los seguidores de la Sociedad Deportiva Huesca estarán animando desde sus casas a los jugadores para intentar sumar la primera victoria.