sd huesca

Míchel: "Queremos luchar porque el Huesca pueda tener una copa que no ha tenido en su historia"

El entrenador del Huesca quiere ganar en Gijón y poder terminar la liga como campeón

Míchel entrenador SD Huesca
Míchel quiere poner un gran colofón a la temporada / Foto LaLiga

Este lunes termina la temporada con el último encuentro en Gijón ante el Sporting. Un partido donde está en juego la posibilidad de terminar como campeón de Segunda División, aunque para eso hace falta que el Cádiz pierda su partido con el Albacete. La ilusión de los azulgrana es poder conseguirlo, aunque el principal objetivo del ascenso ya está en el bolsillo. El técnico de la Sociedad Deportiva Huesca, Míchel Sánchez, fue campeón con el Rayo Vallecano hace dos años y le gustaría repetir.

Por eso anuncia en la previa que el Huesca va a ir “con la intención de sumar los tres puntos y ver las posibilidades que hay de ser campeones. Queremos luchar por eso porque es un objetivo precioso y el Huesca podría tener una copa que no ha tenido en su historia”, señalaba.

El objetivo es “ir a por el partido, sabiendo que nuestro objetivo principal era el ascenso, y ahora sería el colofón a una gran temporada". Y para ello cuenta con todos los jugadores, aunque Míchel reconoce que tras el esfuerzo algunos podrían tener descanso y es el momento de "dar lo que se merece a cada uno. Es un grupo de trabajo excepcional, todos han participado y han sido importantes. Sabiendo que ha habido tan pocos días de descanso, hay jugadores que tendrán la oportunidad que se merecen".

Una vez más destacaba a sus jugadores y “siempre he dicho que aquí ibamos a ascender todos juntos y que todos iban a ser necesarios. Se ha visto y mañana hay otra prueba importante", añadía.

"Lo más importante es que hemos sido una familia. "Hemos estado juntos en los momentos buenos y malos. Eso nos ha llevado a la regularidad, sin baches importantes en todo el año. Solo hemos perdido dos veces dos partidos seguidos. Hemos tenido una intensidad competitiva muy grande durante toda la temporada, si no es imposible pelear por un ascenso", recordando lo que ha sido un año para la historia en el que Míchel ha pasado a ser parte importante. Vino con una idea y no la abandonó en todo el año, contra viento y marea, y al final el tiempo le ha dado la razón.

De todo lo vivido, se queda con "el día a día y también con que es mi primera aventura fuera, lejos de mi familia, y que por la pandemia hemos podido disfrutar juntos este tramo final".

Y no se cansa de dar las gracias “por la temporada, no por el ascenso. Estoy feliz por el trabajo que han hecho, por el compromiso, el esfuerzo, la humildad y todo lo que han hecho para que el día a día haya sido tan bueno aquí y eso me llevo como entrenador", concluía un emocionado Míchel que sigue disfrutando como todos del ascenso.

Comentarios