sdhuesca-fcbarcelona

Míchel quiere hacer "un partido perfecto y que el Barcelona no tenga su mejor noche"

El entrenador del Huesca reconoce la dificultad del partido y habla de dar una vuelta de tuerca para mejorar los resultados

Míchel entrenador SD Huesca
Míchel se muestra optimista, a pesar de la dificultad del rival

Míchel Sánchez comparecía en la previa del choque ante el Barça de Koeman, sin ocultar su preocupación por la clasificación que tiene a su equipo como colista en este arranque de temporada. Aunque su trabajo cuenta con el respaldo del club sabe que los resultados mandan y ahora el objetivo es darle la vuelta a la situación. De momento llega Messi y un FC Barcelona que es más vulnerable que en otras temporadas, pero eso no quita que vaya a ser un partido más asequible para el Huesca.

El técnico analizaba la visita de los catalanes en un partido donde “no hay mayor motivación que jugar en casa, en El Alcoraz, y poder demostrar que estamos en esta liga para pelear y disfrutar de este tipo de partidos. Tenemos que estar al 100 por 100 y que el Barcelona no tenga su mejor noche”, indicaba. Conseguir un buen resultado pasa por “hacer las cosas perfectas y encontrar el equilibrio en ataque y defensa. Ser un equipo junto y que conceda muy poco. Ser un conjunto mucho más ordenado y unido”.

La presencia de Messi no le hace mucha gracia porque “está claro que sí que cambia el hecho de que venga, porque es el mejor jugador del mundo. Lo que queremos es defender lo máximo posible para que se sienta incómodo y reciba los menos balones posibles en la zona final. Es difícil de parar. Un jugador que, con balón en el pie, hay que defenderle a él, pero también al resto, porque filtra siempre las mejores opciones pase. Es difícil plantear un partido con Messi, pero sabemos que tenemos que estar muy concentrados en la siguiente acción y tener todas las alertas encendidas para hacerlo lo mejor posible”, indicaba el entrenador de la SD Huesca.

La formula para ganar al Barça no es fácil y “aunque queramos tener un balón, sabemos que contra el Barça no va a poder ser. Tenemos que estar preparados para esos partidos. Poner sacrificio, sufrimiento y cerrar espacios, estando en continua comunicación. Manteniendo la máxima concentración seremos un equipo que pueda plantarles cara. Con espacios te hace daño y sin espacio, te los genera. Pero tenemos nuestras armas y sabemos como defenderles. Que no se sienta cómodos, porque son muy peligrosos y generan muchas ocasiones de gol gracias a su talento individual y colectivo”, señalaba también el entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca.

El técnico no podrá contar con Borja García, tras su positivo en el test de coronavirus y suena a las bajas de Sandro, que espera poder recuperarlo la semana que viene, y de Maffeo que estará un periodo más largo, así como Valera. De todas formas “tengo claro que somos los suficientes para poder plantear un partido de máxima dificultad al Barça, y es lo que vamos a hacer”, decía Míchel.

La situación no es cómoda y tiene claro que hay que cambiar y “darle una vuelta de tuerca a lo que estamos haciendo. No podemos estar contentos con los resultados, y eso es algo que depende de mí. No solo para mañana, sino intentar ser más fiables, porque ha habido partidos en los que hemos merecido más, pero en otros no hemos salido reforzados en el toma y daca. Tenemos que ser un equipo más equilibrado y llegar con más peligro a la portería rival”.

Quedan tres partidos para cerrar la primera vuelta ante el FC Barcelona, Betis y Getafe donde cifra sumar entre cuatro y seis puntos para poder salir o estar cerca de los equipos que luchan por la permanencia como los azulgrana.