sd huesca

Míchel reconoce la superioridad de la Real y los errores de su equipo

El técnico del Huesca quiere mirar hacia adelante y pensar en el partido ante el Real Madrid

Míchel, entrenador SD Huesca
Míchel durante el partido con la Real Sociedad / Foto LaLiga

No ocultó el técnico del Huesca la decepción que suponía el partido y la derrota que había sufrido su equipo ante la Real Sociedad que le superó en una segunda parte desastrosa de los oscenses. Encajar cuatro goles duele y más cuando parecía que el partido estaba bastante más igualado de lo que reflejó el marcador final, cuando al inicio del segundo periodo el resultado era de 1-1.

Míchel reconocía que “no hemos sido un equipo que con balón haya llegado junto, hemos jugado demasiado rápido hacia delante y hemos tenido pérdidas”, asumía. No obstante, no quería lamentarse en exceso, pensando que el domingo espera otro encuentro de máxima dificultad, frente al Real Madrid. “El resultado ha sido abultado, pero tenemos que levantarnos y ser de nuevo un equipo que vuelva a hacerlo bien. El sábado no iremos con la sensación de todo perdido, sino con la de tener otra oportunidad para hacerlo bien”.

En su análisis destacaba que “en la primera arte hemos competido muy bien, dentro de lo que queríamos hacer. La pena ha sido recibir el penalti, si bien luego en la primera acción hemos empatado. Pero a partir de allí hemos tenido diez minutos muy malos en la presión, que nos han constado el gol, y después demasiada prisa en esa intención de intentar empatar. Son un equipo muy bueno en las transiciones, con mucha velocidad y mucho talento. Han aprovechado los huecos que hemos dejado con esa prisa atacando, al correr demasiado hacia atrás y han aprovechado las ocasiones. Hasta el 2-1 hemos estado en el partido, luego nos ha costado mucho”, era la lectura que hacía el técnico azulgrana del encuentro vivido en el Reale Arena.

Míchel hacía un análisis de haber encajado seis tantos en los últimos dos partidos, después de un arranque de temporada muy férreo en defensa: “No creo que se puedan comparar los dos últimos partidos. El otro día el Valladolid no nos generó ocasiones de gol. Fue una a balón parado y un penalti, por lo demás estuvimos bien. Hoy no. Tras el 2-1 no hemos sido un equipo que defendiera bien, hemos jugado demasiado rápido, generando espacios. En la pérdida éramos vulnerables y ante la Real no se pueden dar esas opciones, porque era un equipo que aprovecha bien los espacios para correr. Otros días no nos habían generado ocasiones de gol, pero hoy sí”.

Toca recuperarse porque LaLiga es dura y no da tregua y ahora hay que visitar al Real Madrid. Los azulgrana llevan 5 puntos en siete jornadas con cinco empates y dos derrotas y no conocen la victoria todavía.