sd huesca

Mikel Rico: "Cuando vuelvo a Bizkaia siempre es especial y Lezama todavía más"

El centrocampista vive sus últimos encuentros con la camiseta de la SD Huesca

Entrenamiento SD Huesca Pirámide
El equipo azulgrana durante el entrenamiento de este martes

La SD Huesca tiene un partido el sábado en Amorebieta donde saldrá a por los tres puntos y es que los últimos resultados no reflejan el mensaje de intentar terminar lo mejor posible la competición. Aunque los azulgrana no tienen nada en juego de cara a la clasificación, hay otros equipos que sí se juegan su futuro en estas últimas jornadas y por ello el vestuario azulgrana quiere ser lo más profesional posible.

Para Mikel Rico, será especial porque vuelve a Lezama donde vivió seis de los mejores años de su carrera profesional en el Athletic y, además, enfrente tendrá excompañeros con los que ha compartido vestuario durante varias temporadas.

Mikel Rico señala que, como todos los partidos, el equipo saldrá “a intentar ganar el partido, en el que hay que ser profesional. Hay equipos que se están jugado cosas y nosotros tenemos que ir a ganar”.

Se perdió con el Leganés y se empató con el Sporting en un encuentro en el que “creo que tendríamos que haber ganado el partido, que generamos algo más que el rival, sin ser una locura, y en la primera que llegan te empatan y se pueden llevar el partido en una contra por intentar ir a ganar”, indica.

Para Mikel volver a Lezama el sábado será especial porque “cuando vuelvo a Bizkaia siempre es especial y en Lezama todavía más donde estuve 6 años entrenado, disfrutando, y sí es un partido especial”, señala el de Arrigorriaga.

El equipo está intentando darlo todo, pero la situación y las circunstancias hace que cada vez cueste más y es que “cuando te estas jugando algo y siempre que tienen un objetivo claro es más fácil competir” y recuerda que no es igual quedar octavo que en el puesto 14, a nivel profesional” de plantilla y técnicos y por temas económicos que benefician al club, pero reconoce que con todo ello “sí que cuesta más”.

Para el centrocampista son últimos encuentros con la camiseta del Huesca y “siempre son especiales, pero me lo toto como algo natural. Las temporadas y las etapas se acaban”. Todavía no tiene claro su futuro, pero “mi idea es intentar seguir jugando”, señalaba.

Y le gustaría, “aunque a cuatro jornadas no te juegues nada estaría bien quedar entre los 10 primeros”. Y sin olvidar que hay en juego para los rivales porque “juegas con el futuro de ellos”, en referencia al Amorebieta, pero también “del Sporting, Málaga, Real B. En otros campos también hay gente jugándose el futuro. Hay que ir a ganar siempre y otras veces nos hemos visto en el otro lado”, recordaba.

Sobre los minutos que está jugando, “a todos nos gustaría tener más minutos. Hay gente que esta jugando menos, pero al final trabajamos todos para lo mismo. El míster pone a los once que considera los mejores para intentar ganar el partido”. Llama la atención que jugadores emblema como Pulido y Ferreiro no estén jugando por decisiones técnico. Al igual que él, “trabajamos para sumar y el míster es el que decide. A veces estas dentro y otras fuera y se trata de aportar lo que podamos e intentar acabar bien”.

Y también considera Mikel Rico “no soy entrenador, soy jugador y no soy quién para decir si hay que dar oportunidad a uno u otros y hay que gente aquí que ha jugado poco y que y lleva entrenando como animales para merecerse jugar antes que gente del filial creo yo”, en referencia a que futbolistas como Carlos Kevin, Manu Rico o Anglada pudieran tener su oportunidad en estas últimas jornadas.

El equipo ha iniciado la semana con la baja ya sabida de Lago Junior y también se ha sumado con molestias Joaquín. El resto están en condiciones para preparar el choque del sábado a las 14 horas en Lezama ante el Amorebieta.